La ministra de Seguridad Patricia Bullrich volvió a quedar en el foco de las críticas a partir del desproporcionado operativo de seguridad de Gendarmería y Policía Federal y la brutal represión que se desató en el Congreso.

En el recinto, tras la suspensión de la sesión, hasta Elisa Carrió, una de las espadas legislativas de Cambiemos, cargó contra la funcionaria al considerar que “no se necesita tanto Gendarme, la ministra tiene que parar”.

Desde el massismo adelantaron que pedirán el juicio político a Bullrich como responsable política de la represión.

Así lo adelantó Graciela Camaño: “Nunca jamás vi la militarización de hoy. Eso es provocación, es preocupante que el área de Seguridad esté en manos de alguien que está demostrando tanto desapego por la realidad”, afirmó y agregó: ” Fue un amedrentamiento a los de afuera y a los de adentro. Y los de adentro somos otro poder del Estado. Ellos plantean ‘golpismo’, pero es lo que hicieron hoy con el Congreso”.

“Se han vulnerado las instituciones parlamentarias y eso es algo muy grave”, manifestó.