«Lilita (Carrió) y Marcos (Peña) hablan casi a diario, hoy se comunicaron y quedaron en verse. El encuentro arrancó cerca de las 16 y se prolongó a lo largo de dos horas», admitieron desde el entorno de la polémica dirigente. El jefe de Gabinete visitó a la diputada nacional en su casa de la localidad de Exaltación de la Cruz. Según el legislador porteño por la Coalición Cívica, Maximiliano Ferraro, que también fue parte del encuentro “reinó el buen clima» y remarcó que «este tipo de reuniones son habituales y periódicas».

Respecto de los temas que se tocaron, añadió que se analizó la situación de Argentina y la de la Región. «Fue un análisis más que nada general, sobre el escenario político electoral del país, en el que Carrió y Peña hicieron un repaso minucioso sobre la situación de los distintos distritos y provincias».

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

En el mismo sentido, así como lo hizo horas antes en una entrevista televisiva que despertó entredichos en el seno del propio oficialismo, en la charla con Peña, la líder de la Coalición Cívica habría arremetido contra funcionarios del Gobierno, aunque -enfatizaron las fuentes- que «se comprometió a acompañar y fortalecer la alianza Cambiemos y al Presidente».

También lee: Carrió criticó a Bullrich pero apoyó la política punitiva para los menores

En la emisión del miércoles a la noche del programa «A Dos Voces», Carrió había dicho: “Me jubilo el año que viene cuando gane Cambiemos, pero yo sigo, soy rutera, voy a caminar todas las rutas, todas las casas, quiero estar en todas las casas. No quiero entrar más al Parlamento de la Nación, son 25 años de vida política». En su debut televisivo del año, la polémica dirigente le había lanzado una advertencia a la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich («Yo no quiero un Bolsonaro en la Argentina») como al ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne («No busque ampliar su territorio»).