“En pleno rebrote y en temporada alta de turismo, el Gobierno de la Ciudad viene teniendo demoras de hasta más de siete días en testear a los porteños que vuelven al distrito”, dijo el legislador Matías Barroetaveña, del Frente de Todos. Presentó un pedido de informes al Ejecutivo para exigir explicaciones sobre estas tardanzas.

“Estas demoras reducen la eficacia del testeo y dificultan el proceso de aislamiento de casos positivos”, cuestionó. El pedido de informes reclama información sobre la cantidad de personal afectado a estos dispositivos, el número de personas que han ingresado la declaración jurada que les piden al llegar, la demora promedio en la asignación de turnos y entrega de resultados, y qué recomendaciones ha cursado el Gobierno de la Ciudad para los y las reingresantes que aún no tienen resultado negativo.

Barroetaveña remarcó que se trata “de una política correcta pero con mala implementación no cumple ningún objetivo de prevención”. Desde que comenzó a ponerse en marcha este sistema de testeo, a fines de diciembre, hubo múltiples quejas en las redes sociales por las demoras. Sobre todo, en fines de semana y cambio de quincena.

Además de las demoras en los turnos, hubo reclamos ante la franja horaria en la que funciona el centro de testeo de la Terminal Dellepiane. Por caso, el docente y especialista en educación Flavio Buccino publicó en las últimas horas un hilo en ese sentido: “Pensé que nos harían el test allí. Pero no. El operativo funciona de 7 a 18 horas. Raro porque la mayor cantidad de micros desde la Costa tienen arribo en la franja de 20 a 6, por lo que la mayor cantidad de pasajeros salen de la terminal sin testear”.