En Twitter, los mensajes en memoria del ataque de aviones de la Marina sobre la Casa de Gobierno y Plaza de Mayo que mató a más de 300 personas y dejó cientos de heridos rápidamente se convirtieron en tendencia.

A primera hora, el Partido Justicialista, presidido por Alberto Fernández, publicó en su cuenta oficial de la red social: “A 66 años de los sanguinarios bombardeos de Plaza de Mayo, recordamos a sus más de 300 víctimas fatales y a los más de 700 heridos”.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

“Hoy seguimos repudiando este ataque artero cuya víctima no fue solo un espacio político, sino la democracia en su conjunto. #NoNosHanVencido”, agregó.

La vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner publicó un video documental de ese día en colores, realizado mediante la tecnología de inteligencia artificial, y escribió: “Histórico testimonio gráfico de la barbarie antiperonista”.

El jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, publicó: “El bombardeo a Plaza de Mayo del 16 de junio de 1955 fue una masacre. Con el objetivo de matar a Perón asesinaron a más de 300 personas y cientos fueron heridas”. Cafiero también posteó una pintura de Daniel Santoro sobre la escena del bombardeo y aseveró: “Ejercitar la memoria y responder al odio con amor, siempre. No nos han vencido”.

El ministro del Interior, Eduardo ‘Wado’ de Pedro, se sumó a la memoria del ataque y publicó que “hace 66 años, aviones de la Marina bombardeaban Plaza de Mayo con el objetivo de derrocar a Perón y asesinaban a más de 300 personas”.

“Hoy recordamos a las víctimas de ese hecho criminal y reivindicamos la democracia como medio para construir una Argentina Unida”, completó.

El ministro de Economía, Martín Guzmán, afirmó: “El 16 de junio de 1955 se produjo un hecho de grave violencia política: el bombardeo a Plaza de Mayo, con más de 300 muertes y del que aún hoy hay vestigios en las paredes del Ministerio de Economía. Repudiamos el atentado y ratificamos nuestro compromiso con la democracia”.

En tanto, el canciller Felipe Solá señaló: “El bombardeo del 16 de junio de 1955 a la Plaza de Mayo es una de las peores infamias de nuestra historia, querían matar a Perón y aterrorizar al pueblo. La primera bomba cayó sobre un trolebús lleno de niños. Masacraron a más de 300 civiles en nombre de la República”, remarcó.

La diputada nacional por la Ciudad y productora del documental Maten a Perón, Lorena Pokoik, manifestó: “Lo ocultan los libros de historia y los medios masivos de comunicación. El 16 de junio de 1955 la Fuerza Aérea bombardeó la Plaza de Mayo y otros puntos del centro de la ciudad. Masacraron al pueblo. El objetivo era matar a Perón. Al odio asesino ¡Ni olvido ni perdón!”. El ministro de Obras Públicas, Gabriel Katopodis, señaló: “Hace 66 años, con el objetivo de matar al Presidente Perón, el bombardeo a Plaza de Mayo dejaba más de 300 personas muertas y cientos de heridos. Desde el peronismo siempre respondimos a ese odio con más democracia y más justicia social”.

En tanto, el ministro de Justicia, Martin Soria, escribió: “Hace 66 años se produjo el bombardeo a Plaza de Mayo que tenía como objetivo asesinar a Juan Perón y derrocar a su Gobierno: hubo más de 300 muertes y miles de heridos. A pesar de ese intento brutal por terminar con el peronismo, #NoNosHanVencido”, remató.

El ministro de Defensa, Agustín Rossi, publicó un video que compara cómo quedó Plaza de Mayo y la Casa de Gobierno después del bombardeo con la actualidad. “Mi homenaje y recuerdo para todas las personas que fallecieron en ese criminal hecho, repudiable para quienes deseamos vivir en paz y en democracia, con respeto a los derechos humanos y a las instituciones”, dijo Rossi.

En tanto, la diputada nacional y vicepresidenta del PJ, Cristina Álvarez Rodríguez, señaló: “El 16 de junio de 1955 se produjo el bombardeo de Plaza de Mayo, un intento de golpe de Estado al gobierno de Perón en el que hubo más de 300 muertes y miles de heridos, A 66 años de uno de los hechos más dolorosos, honramos la memoria de las víctimas. No olvidar”, agregó.

En una serie de tuits, el gobernador de Entre Ríos, Gustavo Bordet, manifestó: “Hace 66 años la Argentina sufría una de las más grandes muestras de odio de la que tengamos memoria: el bombardeo a la Plaza de Mayo. Era la antesala del golpe de Estado contra el gobierno constitucional de Juan Domingo Perón. Pero antes que nada era un golpe contra el país”.

Y continuó: “La historia no detiene su paso, y es tarea de todos hacer memoria para impedir que el odio y la intolerancia desplacen el sentido de la solidaridad y la justicia social que necesitamos en tiempos tan difíciles como el que vivimos”.

Bordet cerró: “A pesar de aquella brutal violencia que dejó centenares de personas muertas y miles de heridos, y de la dictadura que sobrevino tres meses después, el pueblo argentino no cesó en su lucha por la libertad y empezaría el camino de la resistencia para recuperar la democracia”.

Por su parte, el ministro de Seguridad bonaerense, Sergio Berni dijo: “A 66 años de los bombardeos a Plaza de Mayo repudiamos la masacre y la cobardía de quienes en nombre de la libertad, conspiraron, fusilaron y traicionaron. Son los anti Patria de siempre. Nosotros seguimos firmes con las mismas convicciones. No nos han vencido. #Peronismo2023”, remató.

En el mismo sentido, fue el ministro de Desarrollo de la Comunidad bonaerense, Andrés Larroque, quien escribió: “Y un día bombardearon a la población civil”.

El jueves 16 de junio de 1955, la Aviación Naval y parte de la Fuerza Aérea se sublevaban contra el Gobierno constitucional de Juan Domingo Perón y bombardeaban la Plaza de Mayo, al dejar caer cerca de 14 toneladas de bombas que dejaron más de 350 muertos y 2.000 heridos.

El propósito del alzamiento era matar a Perón, pero se desató una masacre que marcó el inicio de la violencia política que envolvió al país hasta bien entrados los años setenta, y que quedó finalmente impune. El Presidente se refugió en los subsuelos del edificio Libertador y consiguió de esta forma salvar su vida.