Los casos de coronavirus siguen bajando en la provincia de Buenos Aires, tanto en el AMBA como en el interior. Por primera vez desde que se inició la pandemia los 135 municipios bonaerenses están en la fase de distanciamiento social, preventivo y obligatorio.

Así lo anunció hoy el jefe de Gabinete, Carlos Bianco. El ministro confirmó que al día de hoy ninguno de los 135 distritos está en Fase 3, la más restrictiva del sistema oficial que dispuso el gobierno en junio para “administrar” la cuarentena. En esa fase se mantuvieron los 35 distritos del Conurbano desde marzo hasta que se dictó el distanciamiento social y otros del interior que registraron brotes a lo largo de estos nueve meses.

El funcionario señaló que “por primera vez desde el comienzo de la pandemia todos los distritos de la provincia de Buenos Aires están en situación de distanciamiento social preventivo y obligatorio”.

Balcarce era el último municipio en fase 3. Avanzó esta semana a fase 4, mientras que Coronel Pringles, Saavedra y San Andrés de Giles pasaron de fase 4 a 5. Actualmente, 112 distritos bonaerenses se encuentran en fase 4 y 23 en fase 5.

Bianco aclaró que no hay mucha diferencia entre ambas fases. Las actividades permitidas son prácticamente las mismas y la diferencia está en las actividades recreativas y deportivas autorizadas.

Pese a la baja de contagios que ya registra 13 semanas consecutivas, el gobierno mantendrá el sistema de fases y lo seguirá actualizando semana a semana los días martes. En este punto, el ministro de Salud, Daniel Gollan, informó hoy que la curva de contagios sigue en descenso y que la semana pasada el promedio diario fue de 1751 casos, contra los 5845 del pico que se registró en la última semana de agosto.

En el AMBA, el promedio diario de la semana pasada fue de 1020 casos, mientras que en el interior bonaerense la cifra fue de 727. A la vez, el total de contagios en todo el territorio la última semana fue de 10712, frente a los más de 39 mil de fines de agosto.

Las cifras también muestran descenso en la cantidad de pacientes internados por COVID-19 en unidades de terapia intensiva, que llegan a 570 en el AMBA y a 188 en el interior provincial.

Pese al optimismo por la baja y por la pronta llegada de la vacuna, Gollan instó a la población a no relajarse. “Estamos a poco tiempo de contar con vacunas. Hay que aprovechar este momento de baja de las variables y seguir cumpliendo con todos los protocolos y cuidados. Si todos tenemos esta responsabilidad y la ejercemos plenamente vamos a poder tener un 2021 mucho mejor”.