El Instituto Patria presentó una denuncia penal por la posible comisión de los delitos de «intimidación y amenazas de muerte» en «perjuicio de la vicepresidenta de la Nación, Cristina Fernández de Kirchner», daños «a la propiedad» e «incumplimiento de los deberes de los funcionarios», a raíz de los hechos registrados frente a su sede en la Ciudad de Buenos Aires.
La denuncia, presentada por el abogado apoderado del Patria, Fernando Castiglioni, sostuvo que el jueves 21 de julio, pasadas las 18, «un grupo de 10 personas irrumpió en la vereda de la calle Rodríguez Peña 80, donde funciona el Instituto Patria, comenzando a proferir violentas amenazas de muerte e intimidaciones en perjuicio de la vicepresidenta y de todos los integrantes de la institución».
La denuncia fue acompañada por un link publicado en la cuenta de Twitter del diario El Argentino, en el que se adjuntaron fotos, videos y textos en los cuales «se aprecia de forma clara y precisa cómo un hombre de aproximadamente 60 años, canoso y de anteojos, vestido con un piloto blanco, pantalón marrón y zapatillas azules, comienza, megáfono en mano, con graves epítetos y amenazas de muerte».
En otro tramo de la presentación, el abogado advirtió que a la gravedad de las intimidaciones se le sumó «la actitud pasiva de la Policía de la Ciudad de Buenos Aires, que se aprecia en el video acompañado, que permite que las personas que se encuentran en el lugar arrojen basura, pinten paredes y cuelguen carteles amenazantes».
«Del mencionado link con el video, se desprende también un afectuoso saludo entre el uniformado y quien encabeza las agresiones, lo que nos estaría demostrando que se conocerían con anterioridad», sostuvo el texto de la denuncia.
El letrado requirió que el ministro de Justicia y Seguridad porteño, Marcelo D’Alessandro, brinde las «explicaciones pertinentes por cuanto testigos que se encontraban en el lugar han manifestado en forma contundente que no se presentaron efectivos policiales para evitar las agresiones, que duraron cerca de dos horas».
Los hechos ocurrieron este jueves. Manifestantes que se identificaron como «autoconvocados» lanzaron basura y patearon las puertas del Instituto Patria mientras uno de ellos amenazaba de muerte en «la horca» a la vicepresidenta, a través de un megáfono, frente a cuatro efectivos de la Policía de la Ciudad que observaban lo que sucedía, sin intervenir.
El grupo se concentró pasadas las 17 frente a la sede de la calle Rodríguez Peña 80, en el barrio porteño de Congreso. «

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE