El debate del proyecto de ley impulsado por los gobernadores peronistas que propone ampliar la Corte Suprema de Justicia se postergará en el recinto del Senado un par de semanas. En un principio, había una sesión programada para este jueves, aunque nunca se convocó formalmente, pero oficialismo decidió pasarla para el mes de agosto, luego del receso invernal. 

Circularon varias versiones este miércoles de por qué el Frente de Todos canceló el tratamiento del proyecto, que había sido suscripto por 16 mandatarios provinciales y presentado por las autoridades del bloque: José Mayans y Anabel Fernández Sagasti. Incluso obtuvo dictamen de mayoría la semana pasada.  

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

Desde el oficialismo indicaron que la postergación se resolvió tras una reunión de bloque por un problema de traslados aéreos y de salud de algunos senadores. Sin embargo, ayer había trascendido que dentro del bloque frentetodista, el puntano Adolfo Rodríguez Saa no iba a acompañar la iniciativa. Esto generó dudas sobre el quórum para abrir la sesión y los números para aprobar el proyecto. 

Rodríguez Saa había presentado una iniciativa propia para ampliar la Corte a 9 miembros y no estaría de acuerdo con la que defendió su hermano, el gobernador de San Luis, Alberto Rodríguez Saa, con quien está enemistado. En tanto, el senador rionegrino Alberto Weretilneck, que también presentó su propio proyecto, también se mostró en contra.  

Con este panorama, desde Juntos por el Cambio -que se opone al tratamiento y había anunciado que solo bajaría al recinto en el caso de que el oficialismo lograse los 37 senadores que necesita para sesionar- señalaron que el FdT “pone excusas porque no admite haber perdido el control en el Senado”. “Perdieron, están vulnerables”, agregó una fuente del interbloque que conduce Alfredo Cornejo. 

Ocurre que sin “el Adolfo” el oficialismo, que tiene 35 senadores propios, se quedaría con 34. A este número se suma el apoyo de la misionera Magdalena Solari Quintana y de la riojana Clara Vega. Sin Weretilneck (otro aliado) quedaría entonces en 36.

Desde el FDT, sostuvieron que la sesión “siempre estuvo pensada para el 14 de julio” y se muestraron confiados de tener las voluntades que se necesitan para poder sacar el proyecto y girarlo a Diputados.  

En los pasillos del Parlamento hay quienes creen que, en una semana cargada de alto impacto político y económico por la renuncia al Ministerio de Economía de Martín Guzmán, debatir una el de la Corte generaría molestar en la sociedad, que lo considera un tema poco relevante. Lo cierto es que teniendo en cuenta que el Congreso entrará en receso por vacaciones de invierno, se estima que la sesión no podrá tener lugar antes del mes de agosto. 

El proyecto propone ampliar a 25 los miembros del Máximo Tribunal (uno por cada provincia, uno por la Ciudad de Buenos Aires, y uno por la Nación), y respetar la paridad de género. A su vez indica que se respetará el precepto constitucional que faculta al presidente de la Nación a designar a los integrantes. Para ello, los gobernadores podrán elevar una cuaterna de candidatos (dos hombres y dos mujeres) para que defina el primer mandatario.