La provincia de Misiones eligió gobernador y ocasionó la undécima derrota consecutiva de Cambiemos en elecciones provinciales. El candidato peronista Oscar Herrera Ahuad -actual vicegobernador-, se impuso con el sello del partido Frente Renovador de la Concordia sobre el presidente del PRO misionero, el senador Humberto Schiavonni. Con casi la mitad de las mesas escrutadas, la abismal diferencia era de más de 60 puntos porcentuales y se especulaba con que al final del recuento de votos se consolidase en un margen superior al 50%, lo que sería histórico para el justicialismo misionero.

Como en el resto de las provincias en que ya se llevaron adelante las elecciones a gobernador, los candidatos evitaron las definiciones abiertas con sus referentes nacionales. No hubo declaraciones ni a favor ni en contra de nadie hasta el momento de conocerse los resultados.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

Desde el peronismo provincial, luego de resaltar que el triunfo significa un aval hacia la gestión del actual gobernador, Hugo Passalacqua -quien mantiene una muy buena relación con Sergio Massa-, fueron sumamente cuidadosos en el momento de los discursos, conocedores de que los próximos días serán decisivos para la confirmación de alianzas en el PJ nacional.

En el bunker de los derrotados, sólo reinó el silencio y la resignación. «Los resultados son nuestra responsabilidad», atinó a decir Schiavonni, macrista de la primera hora, al tiempo que reconoció los números oficiales.