Fernando Sabag Montiel anunció nueve días antes en un grupo de Whatsapp que iba a matar a Cristina Fernández de Kirchner. “Voy a ir a la casa de Cristina con un fierro y le voy a pegar un corchazo. Si no soy yo va a ser otro enfermito”.

La frase, que demuestra que hubo una planificación previa del ataque, figura entre la documentación rescatada del teléfono de Sabag Montiel, que se borró en la manipulación inicial que hicieron de él efectivos de la Policía Federal y funcionarios del juzgado de María Eugenia Capuchetti.

Ese anuncio de lo que Sabag Montiel efectivamente intentó el 1 de setiembre ocurrió el 23 de agosto. Y trascendió a partir de una presentación que hizo uno de los abogados de la vicepresidenta, José Ubeira, en el marco de la causa en la que el juez Marcelo Martínez de Giorgi investiga a los integrantes de la agrupación de ultraderecha Revolución Federal. 

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

Un alquiler sospechoso

Ese 23 de agosto Sabag Montiel dialogó a través de Whatsapp con su supuesta pareja, Brenda Uliarte, sobre la intención de alquilar un departamento en cercanías del domicilio de la vicepresidenta. “Me contestó el tipo del alquiler de Recoleta para el sábado tenemos que verlo y dice que no tiene… Eh… No sé, tiene que coordinar varias entrevistas y que le dejen una seña viste que se yo, así que le dije que íbamos a tener plata para dejarle una seña”.

Uliarte le respondió: “laburamos esta semana y el sábado vamos y le dejamos una seña, ya fue…Alto depto ese de Recoleta amore, si vieras donde vive Cristina entendes, Cristina vive en Recoleta, estamos re cerca de la mina. La podemos hacer pija, eh…Si, hay que ir y pegarle un corchazo ¿Sabes que hace falta? Un francotirador, viste que la mina se pone en el balcón, hace falta ahí y pimba, un tiro en la cabeza, hacerla mierda”.

sabag montiel
Brenda Uliarte

Brenda Uliarte es el eslabón que une a Sabag Montiel con Revolución Federal, según entiende la querella de CFK. 

Uliarte ya había aparecido en la pantalla de Crónica TV como una “antiplanera” que se ganaba la vida vendiendo copos de azúcar cuando Revolución Federal convocó a una protesta en Plaza de Mayo. En ese contexto, Sabag Montiel planteó en el grupo de Whatsapp de “los copitos” la posibilidad de vender algodón de azúcar aprovechando el grado de notoriedad que había alcanzado Uliarte con su aparición televisiva.

“Chicos, discúlpenme, pero les quería decir algo con respecto al trabajo. Yo sé que hoy no trabajan, pero hoy había una marcha en Plaza de Mayo y, bueno, como es un movimiento político que es muy referente a lo que está pasando con la actualidad de Brenda, de los planes y tiene todo que ver con el tema, va a tener una repercusión hoy en Plaza. Por eso no sé si se podría trabajar hoy, o hacer una cantidad de copos como para ir».

Uliarte estuvo en la marcha. ¿Sabag Montiel también? Es parte de lo que está pendiente de establecer, pues todavía no constan en el expediente que tiene Capuchetti las geolocalizaciones de los teléfonos.