El diputado nacional del Frente de Todos Marcelo Casaretto retomó un viejo reclamo sobre el Poder Judicial. En el marco de la discusión que dan los legisladores respecto al nuevo piso de impuesto a las ganancias para los trabajadores en relación de independencia, presentó este martes un proyecto de ley que plantea que todos los jueces estén alcanzados por el tributo. Y no solamente aquellos que fueron designados a partir de 2017.

En sintonía con la política del gobierno nacional para terminar con los privilegios de ese poder del Estado, Casaretto le explicó a Tiempo: “La presentación del proyecto tiene que ver con un sentido de justicia y de igualdad ante la ley”. “Entiendo que los titulares del Poder Ejecutivo, Legislativo, ya pagamos impuesto a las ganancias. También los jueces deben hacerlo. Es un privilegio que data de la década de 1930 en la que los magistrados se autoexcluyeron de pagar el tributo. En 1973 se los excluyó nuevamente del que ahora se llamó impuesto a las ganancias y creo que se tiene que tratar”, remarcó el entrerriano.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

Además señaló que es un tema relevante para la sociedad. “Invito a cualquiera a que salga a la calle y pregunte si les parece bien que los jueces paguen ganancias. Sacando a los directamente involucrados que van a firmar solicitadas y acordadas planteando que esto no se puede hacer, el común de la gente cree que es necesario hacerlo”. “Es un privilegio que con el avance de la sociedad tiene que quedar atrás”

En ese sentido, Casaretto enumeró: “En un momento no había interrupción voluntaria del embarazo, no había matrimonio igualitario. También hubo en tiempo en que la sociedad toleró que los jueces no paguen ganancias. Me parece que esa tolerancia ha llegado a su fin. Por eso tenemos que avanzar. Es mi convicción”.

La iniciativa propone sustituir los incisos “a” y “c” del artículo 82 de la Ley de Impuesto a las Ganancias, texto ordenado Decreto 824/2019. De esta manera, la nueva redacción del inciso “a” establecería que constituyen ganancias de cuarta categoría las provenientes “del desempeño de cargos públicos nacionales, provinciales, municipales y de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, sin excepción, incluidos los cargos electivos de los poderes ejecutivos y legislativos. En el caso de los magistrados, funcionarios y empleados del Poder Judicial de la Nación y de las provincias, y del Ministerio Público de la Nación, la totalidad de sus ingresos se incluirán dentro de los ingresos gravados, independientemente de la fecha de su nombramiento, y por todos los conceptos que integran sus remuneraciones”.  

El inciso “c” aclararía: “De las jubilaciones, pensiones, retiros o subsidios de cualquier especie en cuanto tengan su origen en el trabajo personal, aunque no hayan estado sujetos al pago del impuesto, y de los consejeros de las sociedades cooperativas”.

En la oposición coincidieron con el espíritu del proyecto, pero desde Juntos por el Cambio y recordaron que se debería terminar con los privilegios de los expresidentes y exvicepresidentes que también deberían de pagar el tributo. En declaraciones a Diputados TV, el radical Alejandro Cacace opinó: “Coincido plenamente en que todos tenemos que pagar ganancias. Ya  ha sido establecido el tema de los jueces por ley, pero el asunto es que después va a la Corte Suprema y emite una acordada y se exime de pagar lo que dice la ley”.

Sin embargo, el radical advirtió: “Depende de la voluntad política que se tenga de sancionar a un juez sino cumple de sus funciones como ciudadano”.

El proyecto de Ganancias que presentó el Frente de Todos, impulsado por Sergio Massa, será tratado el jueves en un nuevo plenario de las comisiones.