El bloque de Unidad Ciudadana de la legislatura de la Ciudad de Buenos Aires presentará el martes, en el marco de la semana del paro de mujeres del 8M, un proyecto de Ley que actualiza con perspectiva de género el régimen de licencias comprendidas en la normativa que regula las relaciones laborales en la administración pública local.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

Los cambios propuestos en la ley 471 incluyen el aumento de licencias por enfermedad de familiar, por adopción, por adaptación escolar de los hijos y por paternidad, e incorpora como novedad  la licencia por violencia de género. En todos los casos, se trata de derechos con goce de haberes.

El proyecto fija en 30 días con goce de haberes  la licencia por enfermedad de familiar o menor de edad del cual se ejerza su representación legal. El derecho comprende a quienes tengan menores de edad a cargo legalmente o enmarcados en la categoría “en tránsito” por estar inscriptos en equipos de guarda o tenencia temporaria de los niñas, niños y adolescentes“  hasta su adopción definitiva”.

Además propone modificar la actual licencia por adopción para ampliarla a 90 días corridos con goce íntegro de haberes a partir de la notificación de la guarda con vistas a adopción, en tanto que el beneficio aumentará a 120 días para quien adopte más de un niño o niña de hasta 12 años de edad.

Otro punto es la licencia por adaptación escolar de hijo, que contempla la franquicia de hasta 3 horas diarias durante diez días hábiles por adaptación escolar de hijo en los niveles de jardín maternal, preescolar y primer grado, siempre que el establecimiento se encuentre fuera del lugar de trabajo.

A la vez, se establece el derecho a una licencia con goce de haberes de 45 días corridos por nacimiento de hijo o hija para los trabajadores de la administración porteña.

Por último, se incorpora la figura de Licencia por violencia de género para todas aquellas personas que sufrieran cualquier tipo de violencia de género previsto en el artículo 5 de la ley 26.485.

La iniciativa propone además que , aquellas personas que sufran violencia  de género podrán acceder a medidas especiales como “convenir con el empleador la modificación de su jornada laboral y/o el horario en el que son prestados los servicios, la reubicación de su puesto en otra oficina o dependencia de donde venía prestando sus servicios a fin de obtener una protección a su seguridad personal y el seguimiento del caso de acuerdo con las actuaciones de los organismos de acompañamiento intervinientes.

Esta licencia será de un plazo de 30 días anuales con goce íntegro de haberes, con posibilidad de prórroga según la complejidad del caso.

Se trata de iniciativas impulsadas por Pablo Ferreyra, Magdalena Tiesso y Andrea Conde, cuyos mandatos expidieron, con excepción de  Conde quien continúa al frente de su banca, pero que habían perdido estado parlamentario. El titular del bloque, Carlos Tomada, presentará el proyecto de ley el martes a las 18 en la sede de la Legislatura, junto a agrupaciones de mujeres y sindicatos.