Fernanda Raverta se convirtió en la primera funcionaria del gobierno nacional que asume en su cargo, al frente de la Anses, sabiendo cuáles son las condiciones impuestas por el coronavirus y la consecuente pandemia. Este jueves visitó Casa Rosada para comenzar a interiorizarse sobre el funcionamiento de la agencia que en medio de esta crisis quedó al frente del otorgamiento de los beneficios y programas sociales para la población más castigada.

Raverta duró poco como ministra de Desarrollo Comunitario de Axel Kicillof ya que el presidente Alberto Fernández la convocó para reemplazar a Alejandro Vanolli. El gobernador bonaerense la felicitó por Twitter y sostuvo que comparte con “Alberto Fernández el criterio que lo llevó a elegirla”. Otro alto dirigente, el ministro de Interior Eduardo De Pedro, compañero suyo de militancia en La Cámpora y ex compañero de bancada en la cámara de Diputados, también salió a ponderar su designación y la calificó como una mujer “de gran compromiso social, político y que cree en una Argentina federal”.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

Este jueves Raverta fue recibida por el jefe de Gabinete Santiago Cafiero, en Casa Rosada, para ponerse al tanto del funcionamiento de la agencia y de las expectativas del gobierno nacional sobre ese cargo clave a la hora de la asignación de recursos a las poblaciones más vulnerables. El eje, según contaron fuentes de jefatura de Gabinete a Tiempo, estará puesto en el aceleramiento de la entrega de los beneficios IFE (Ingreso Familiar de Emergencia)

Por ahora la funcionaria no hará declaraciones, por lo menos hasta cuando se efectivice su designación. Mientras tanto, tiene por delante las reuniones con los distintos equipos de la agencia de seguridad social que además maneja las acciones del Estado en distintas empresas, como Telecom y Edenor.