Los docentes bonaerenses anunciaron un nuevo paro para mañana y el jueves. Fue luego de rechazar la oferta que llevó hoy a la mesa técnica salarial el gobierno de María Eugenia Vidal, que incorporaba al 19% en tres cuotas y los 500 pesos por 2016, un bono de hasta 5% al sueldo básico aunque atado a una baja del ausentismo actual. Unas horas después, el ministro de Trabajo, Marcelo Villegas, anunció la extensión de la conciliación obligatoria que los sindicatos desconocen.

Al encuentro, que se llevó adelante por la mañana en el Ministerio de Economía bonaerense, los funcionarios provinciales propusieron la misma suba que habían hecho el 10 de marzo pasado -esto es: 19% en tres cuotas, con cláusula gatillo, y un plus de 500 pesos en negro por cargo por la pérdida salarial de 2016- pero incorporaron un bono mensual que podría significar hasta 5% extra en el salario básico de todos los docentes, aunque condicionado a que se produzca una baja de al menos un 10% en el índice de ausentismo docente actual. La propuesta fue rechazada en el acto por los sindicatos.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

En la mesa, los funcionarios explicaron que hoy la provincia de Buenos Aires “tiene un nivel de ausentismo del 17%, lo que implica pagar por año 14.300 millones de pesos en suplencias docentes” y aseguraron que “con reducir solo un 10% el ausentismo, esto es pasar del 17% a 15,3%, la provincia estaría en condiciones de incrementar, además de las propuestas anteriores, en 5000 pesos anuales el ingreso promedio docente”. 

Según la propuesta oficial, con esta baja del ausentismo, “el salario inicial pasaría de 9.800 a 12.000, y en el salario promedio pasaría de 19.200 pesos a 23.300”. Los funcionarios concluyeron que la propuesta “permite asegurar que el 65% de los docentes van a cobrar más de 17 mil pesos y el 50% van a cobrar mas de 23 mil pesos”. 

La oferta fue rechazada en el momento por el Frente de Unidad Docente, que integran SUTEBA, FEB, SADOP, AMET, UDA y UDOCBA, quienes definieron un paro de 48 horas para mañana y el jueves en las escuelas bonaerenses. La secretaria gremial de SUTEBA, María Laura Torres, dijo a la salida de la reunión que fue “una propuesta descalificadora hacia los docentes” y responsabilizó al gobierno provincial por el no dictado de clases. 

“Queremos que quede claro que estamos a 28 de marzo y nos vuelven a hacer la misma propuesta del 19% que hicieron el 10 de marzo. Dejaron pasar todo el mes de enero y de febrero, y nos llevaron a esta crisis que está viviendo por culpa del gobierno. Por eso, los seis sindicatos que pertenecemos al Frente de Unidad Docente hemos resuelto 48 horas de paro en respuesta a la descalificación del gobierno a los docentes, a los alumnos y a toda la sociedad porque no han podido leer la inmensa movilización que hicimos la semana pasada”, señaló la dirigente de SUTEBA.

En tanto, el vicepresidente de la FEB, Reneé Cruz, dijo que “es la misma propuesta del 19% que ya habían hecho, que se termina de cobrar en enero de 2018 y que al bolsillo va recién en febrero” y consideró que “el único responsable de que los chicos no estén en las escuelas es el gobierno provincial”.

Conciliación otra vez

Por la tarde, en conferencia de prensa, el ministro de Trabajo, Marcelo Villegas, anunció junto a sus pares de Economía, Hernán Lacunza, y de Educación, Alejandro Finocchiaro, la extensión de la conciliación obligatoria que había vencido el lunes por cinco días más. 

“Las medidas de fuerza devienen entonces ilegales”, sentenció Villegas y consideró que “se hace bastante difícil comprender la actitud de los gremios” de ir al paro. “Nos lleva a interpretar que, mas allá de la lógica discusión salarial que se debe plantear en la paritaria y mas allá de defender los derechos de los docentes, hay cuestiones que están fuera del ámbito de la negociación salarial”, dijo.

Los sindicatos desconocen la conciliación porque alegan que la cartera laboral no tiene facultades para dictar esa medida ya que no puede “ser juez y parte” en el conflicto. Incluso recurrieron a la justicia: primero obtuvieron una cautelar a favor dictada por el juez platense Luis Arias, pero luego esa medida fue suspendida por la Cámara de Apelaciones en lo Contencioso Administrativo. El Frente de Unidad Docente pidió la nulidad y recusó a los jueces pero no hay definición todavía.

Finocchiaro fue más directo y acusó a los gremios que calificó de “kirchneristas” y, en especial a SUTEBA, de querer “desgastar” al gobierno. “Una posición tan rígida y autoritaria de no aceptar discutir solamente puede explicarse por cuestiones que están por afuera de la mera discusión salarial. Para nosotros queda muy claro que a algunos gremios no les interesa la defensa de los docentes ni el aumento ni el derecho a la educación de los chicos y sus familias porque es un contrasentido intentar defender la educación pública vaciando las aulas”, sostuvo.

El ministro aseguró, además, que “los dirigentes gremiales kirchneristas arrastraron a los otros gremios que hoy se ven atrapados en este conflicto”. “Quieren hacer política con la educación de los chicos y creen que con sus mentiras sistemáticas van a dañar al gobierno pero como dijo la gobernadora a nosotros no nos preocupa ni el desgaste ni perder las elecciones si podemos dar la discusión de fondo sobre los temas que hay que dar en la Provincia”, culminó.