La suba de casos de coronavirus tiene en alerta a los gremios docentes en la provincia. Mientras que desde Suteba reclamaron que se “analice” la situación sanitaria de ocho distritos del interior donde los contagios siguen creciendo, Udocba reclamó directamente al gobierno provincial que suspenda las clases presenciales en toda la provincia.

Por las restricciones que están vigentes hasta el 30, en la provincia hay 40 distritos en los que hoy los alumnos tienen clases virtuales. Se trata de los municipios que integran el GBA y otros cinco del interior cuyos intendentes pidieron pasar a Fase 2 y suspender la actividad escolar presencial. Los 95 municipios restantes mantienen las escuelas abiertas.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

Los gremios y las autoridades educativas monitorean cada semana la curva de casos por regiones educativas y por distrito, en el marco del Comité de Crisis que se creó hace dos semanas con esa finalidad. Durante la última reunión, los dirigentes de Suteba plantearon al gobierno que es necesario “contemplar” la realidad sanitaria de ocho distritos del interior que están en Fase 3, pero que registran una suba importante de casos y mantienen las clases presenciales.

“Pedimos que, además del monitoreo y seguimiento pormenorizado de la situación del AMBA, se contemple la realidad sanitaria de otros distritos de la provincia de Buenos Aires, aún en fase 3”, explicó el gremio en un comunicado. Y precisó que es “compleja” la situación de Chacabuco, Pergamino, Brandsen, Olavarría, Balcarce, Tandil, Partido de la Costa y Villa Gesell. 

En tanto, Udocba pidió primero la suspensión de clases presenciales en General Pueyrredón, Trenque Lauquen y Chacabuco, actualmente en fase 3, y hoy hizo extensivo ese reclamo a toda la provincia. 

El sindicato que conduce Miguel Díaz argumentó que hay faltante de camas de terapia intensiva “no sólo de los distritos en fase 2 sino también en aquellos que han sido categorizados como 3 y 4, que no poseen las condiciones mínimas para hacer frente a la creciente demanda sanitaria, ni siquiera en distritos vecinos”.

“Desde Udocba venimos relevando la realidad que transitan las escuelas, con multiplicidad de grupos, alumnos y alumnas y docentes aislados, y seguimos sosteniendo que este simulacro de presencialidad no conduce a la continuidad pedagógica sino que, por el contrario, resulta en una profundización de la pandemia”, remarcaron en un comunicado.

Por último, pidieron al Comité de Crisis que encabeza el Ministerio de Salud que “actúe con mayor celeridad para prevenir el colapso sanitario”.