El gobierno bonaerense decidió extender el pase sanitario al transporte de media y larga distancia como una medida más para fomentar los cuidados y acelerar la vacunación contra el COVID-19 en plena ola de casos por la variante Ómicron.

La decisión fue confirmada por el ministro de Transporte, Jorge D´Onofrio, y su par de Salud, Nicolás Kreplak. La resolución que lo establece está lista, aunque todavía resta definir a partir de qué fecha regirá.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

«Está a punto de implementarse el pase sanitario en media y larga distancia, la resolución está lista y creo que va a ir siguiendo el camino de implementarse en otras aéreas, como por ejemplo, debería requerirse para las escuelas también», dijo D’Onofrio en declaraciones a radio FutuRock.

El funcionario señaló que el pase se pedirá «al momento de la compra de los pasajes» de media y larga distancia, ya que se trata de una venta nominal. ¿Qué implica? Que se deben acreditar -con el cartón de vacunación, la app Vacunate o la Cuidar- al menos dos dosis de la vacuna contra el coronavirus.

El pase sanitario comenzó a implementarse en la provincia el 21 de diciembre pasado y es requisito obligatorio para asistir a las actividades que pueden presentar mayor riesgo epidemiológico como eventos de más de mil personas, recitales, obras de teatro, canchas de fútbol 5, gimnasios, misas, restaurantes y bares, al igual que para realizar trámites ante organismos públicos bonaerenses o ante entidades privadas.

La medida busca acelerar el ritmo de la vacunación en especial entre aquella población que o no se vacunó o no completó el esquema de inoculación. El resultado, en este sentido, fue exitoso ya que el ritmo de vacunas creció hasta 180 mil aplicaciones diarias.

Kreplak detalló este miércoles que el pase «permitió aumentar primera y segunda dosis, estamos en más del 90% que ha recibido la primera y el 78% que ha completado el esquema y el 22% con la tercera dosis». También precisó que la primera semana de enero, anterior al pico de calor, «fue récord en cantidad de aplicaciones en la provincia: 1.251.000 aplicaciones».

D´Onofrio también consideró que debería extenderse a las escuelas, una medida que está en análisis. «En un ámbito como la escuela, que hoy es el único que tenemos flojo en vacunación apenas pasando el 50% de niños vacunados, es importante que se acelere el ritmo de aplicaciones», apuntó.

La vacunación entre la población infantil es una de las que más preocupa al gobierno nacional y también provincial, ya que el 65% de los niños tiene la primera dosis pero sólo el 45% completó el esquema. El objetivo es acelerar el ritmo antes del inicio del ciclo lectivo.