El debate por la participación juvenil en la política se vuelve a colar en estas elecciones legislativas. La particularidad es el incremento de precandidaturas sub 35 en las listas de las agrupaciones políticas, que parece más una presencia testimonial. La gran mayoría ocupa puestos con escasas posibilidades de ingreso a la Cámara de Diputados y otros son mayoría en listas que no superarán el piso que establece la Ley 26.572 –de partidos políticos– para pasar a las generales del 14 de noviembre.

Un relevamiento de la oferta electoral realizado por Tiempo, muestra la abundancia de propuestas para las Primarias del próximo 12 de septiembre. Son cinco los distritos que concentran el mayor número de electores: Buenos Aires, Córdoba, Santa Fe, Ciudad Autónoma de Buenos Aires y Mendoza. Y también los que disputan mayor número de bancas por provincia. Todos juntos suman el 65% del padrón –22,35 millones–, aunque el 37% se ubica en la provincia de Buenos Aires. Los cinco distritos ocupan 142 de las 257 bancadas, más de la mitad; aunque se renuevan por partes en cada elección, esta vez son 69 los mandatos que cesan el 10 de diciembre del 2021.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

Del mismo relevamiento, se puede analizar que, si bien se incrementó la participación de mujeres en la política, cumpliendo con la Ley 27.412de paridad de género sancionada en el 2017, todavía en las cabezas de listas siguen predominando los hombres.

En la provincia de Buenos Aires, que gobierna Axel Kicillof, más de 12,7 millones de bonaerenses están habilitados para votar en las PASO. Y el 24% tiene menos de 30 años. Además, según consigna en su página web la Cámara Nacional Electoral, se anotaron para estos comicios cerca de 333.300 jóvenes de 16 y 17 años. Son 35 las bancas nacionales en juego y en cada cuarto oscuro de las 36.917 mesas habrá 28 listas. En cada una, 35 titulares –suman 980– y diez suplentes –279–; un total de 1259 precandidaturas. La mitad ocupadas por menores de 50 años, y 200 lugares para jóvenes sub 35.

Pero hay que superar el 1,5% de los votos válidos para seguir en carrera rumbo al 14 de noviembre. Y para la gran mayoría es un objetivo difícil de superar. Hay ocho listas encabezadas por mujeres, de las cuales cinco tienen menos de 35 años. Hay tres listas con más del 23% de sus candidaturas ocupadas por menores de 50, por ejemplo: el partido Celeste, encabezado por Ayelén Alancay (31), suma 16 precandidaturas sub 35 y si se toma a menores de 50 años, se incrementa a 42, el 88% del total de los titulares de la lista. En la misma línea, el Partido Laborista lleva a la cabeza a una joven de 28 años, Anabella Belen Lentini, incluye 15 jóvenes sub 35 y solo cuatro mayores de 50 años. Como contracara, el Partido Popular de Santiago Cuneo (51) solo lleva dos precandidaturas sub 35.

Las principales fuerzas que buscarán retener o incrementar el número de escaños que hoy ocupan, incorporan 15 precandidaturas sub 35. La alianza opositora Juntos compite en internas. La lista de Facundo Manes lleva en el octavo lugar a la actual diputada radical Josefina Mendoza (29). Se enfrentan a Diego Santilli, donde la primera precandidatura sub 35 aparece en el puesto 12º: María Florencia De Sensi (33). En total son 12 jóvenes en las dos listas, la mayoría sin expectativa de integrar la nómina definitiva.

En la composición de la lista oficialista, encabezada por Victoria Tolosa Paz, hay más posibilidades de que ingresen Constanza Alonso (35), ubicada en el puesto 9º, y Brenda Magali Vargas Matyi (27) en el 13º. De repetirse la performance electoral de 2019 e incluso la de 2017, donde el PJ fue dividido, tiene garantizado un piso del 45% de los votos que le permitiría renovar las 15 bancas que vencen mandato el 10 de diciembre.

Algo similar sucede en el territorio de Horacio Rodríguez Larreta, donde JxC tiene el mayor número de representación y pone en juego diez de las 13 bancadas que corresponde renovar en estos comicios. Son 2,552 millones de votantes habilitados, de los cuales 415 mil tienen entre 18 y 29 años. Se registraron de forma voluntaria más de 51 mil jóvenes de 16 y 17 años. En este, el cuarto distrito electoral, hay 17 listas oficializadas y dos tendrán internas. De las 221 precandidaturas, 106 son mujeres –casi el 48%– y 115 varones, el 52%. Hay dos listas, Aptitud Renovadora de Juan Pablo Chiesa y  la que encabeza Ricardo López Murphy en la interna de Juntos que no tienen precandidatos sub 35. Como contraposición a este escenario que no da espacio para las juventudes, el MAS –Movimiento Al Socialismo– encabezado por Federico Winokur (29), invierte la carga de la prueba y lleva solo una precandidata de 46 años Inés Zadunaisky; el resto no llega a treinta y cinco.

Radiografía de Córdoba, Santa Fe y Mendoza

El panorama que se dibuja en el epicentro de la Argentina no se refleja necesariamente en el resto de los distritos. Más allá del AMBA, las tres grandes provincias son esquivas al oficialismo y territorios con idiosincrasias refractarias al kirchnerismo, más allá de que en Santa Fe gobierna Omar Perotti, referente peronista.

Córdoba concentra el 8,69% del padrón electoral, con casi 3 millones de electores. Representa uno de los mayores desafíos para el oficialismo, que intentará la difícil tarea de retener su banca en el Senado; pero también para la oposición de Juntos, porque lleva una interna con cuatro opciones. En el distrito donde el macrismo se consolida, la lista del gobernador Schiaretti intenta arrebatarle la banca al FdT y consolidar su fuerza en Diputados donde se renuevan nueve bancadas: cinco de Juntos, tres de Unión por Córdoba y una del oficialismo. Se oficializaron 207 precandidaturas, la mayoría menores de 50 años: 99 mujeres (47,8%) y 108 hombres (52%). En las PASO habrá 23 listas de 13 alianzas –seis disputan internas–. Hay ocho listas sin precandidaturas sub 35 y solo el 3,6% del total son ocupadas por ese grupo etario.

Santa Fe, el tercer distrito electoral, renueva nueve escaños. Se oficializaron 23 listas de 13 agrupaciones; cinco irán a internas: JxC, FDT, FIT y Frente Amplio Progresista. Siete, encabezadas por mujeres –se destaca la boxeadora Alejandra “Locomotora” Olivares de UNITE–. Suman 207 precandidaturas: 109 hombres (52,6%) y 98 mujeres (47,3%). Se incluyó un total de 46 precandidaturas sub 35 y 125 sub 50. La provincia habilitará 8192 mesas para 2.768.525 electores. Los menores de 18 años inscriptos alcanzan 63.022 de los cuales, según informa el padrón, 30.947 son mujeres y 32.075, varones.

En Mendoza, la tierra del radicalismo de Rodolfo Suárez, se renovarán cinco bancas. Se inscribieron ocho agrupaciones políticas y competirán diez listas. Irán a las urnas 50 precandidatos de los cuales hay un promedio de 21 sub 50 y solamente ocho que rondan los 35. Es una provincia donde la mayoría de los postulantes tiene más de 60 años, incluso hay una octogenaria: Noemí Levison, que con 84 años se ubicó tercera en la lista de República, que tiene interna en el espacio político del gobernador, Cambia Mendoza.

Hay paridad: 24 son mujeres (48%) que encabezan cuatro boletas y 26 son hombres (52%), siendo cabeza de lista seis. La cantidad de mendocinos que votarán es de 1.439.463 en 4211 mesas habilitadas. En cuanto al voto joven, en los datos oficiales figura un total 33.730 electores: 16.498 mujeres y 17.232 varones.

La preocupación por una disminución de la participación ciudadana en las elecciones de medio término, principalmente en el marco de la pandemia, aparece como una alarma tras las primeras contiendas que se sucedieron en Misiones, Jujuy y Salta. En los tres casos se trata de elecciones locales, pero se registró una baja participación de votantes respecto de comicios provinciales anteriores. La caída registrada fue de entre 8 y 19 puntos porcentuales. Algo similar sucedió en la última elección, en Corrientes, donde se registró un ausentismo del 34,54%, 10 puntos más que en 2019. «