Apenas algunas horas después de la conferencia de prensa en la que el jefe de Gobierno, Horacio Rodríguez Larreta, anunció más aperturas y flexibilizaciones en la Ciudad de Buenos Aires en el marco de la pandemia, su ministro de Salud, Fernán Quirós, advirtió que se espera para las próximas semanas “una tercera ola” de coronavirus.

“No hay ninguna duda que tenemos por delante una nueva ola. Seguramente estará vinculada a las nuevas variantes o tal vez no, eso es imposible de predecirlo”, dijo el titular de la cartera sanitaria porteña en su conferencia matutina.

En la tarde del jueves, Larreta había anunciado que estudiantes del nivel secundario volverán el 5 de julio a la “presencialidad completa” en las aulas, mientras los bares y restaurantes tendrán permitido atender dentro de los locales, con un aforo del 30 por ciento, entre otras medidas aperturistas.

En su propia conferencia, Quirós –quien también estuvo durante el anuncio de Larreta- planteó: “Sabemos que esa ola podrá ser significativa en término de casos, pero el grado de daño dependerá de cómo avancemos con la campaña (de vacunación). Antes de que suceda eso, tenemos que tener una importante cantidad de porteños vacunados”.

“Sabemos que es algo que va a ocurrir en la Argentina, sabemos que la variante va a venir y por eso hemos intensificado la aplicación de segundas dosis. No es un problema actual, es un problema para semanas o meses venideros”, desarrolló sobre el avance de la variante Delta, que preocupa en todo el mundo. Si bien aún no se detectó circulación comunitaria en el país, sí se registraron casos que fueron aislados.

Para intentar demorar tanto como se pueda ese avance a nivel local, Quirós remarcó la necesidad de evitar vuelos al extranjero y pidió que quienes vuelen cumplan estrictamente con los protocolos. “Cuanto menos gente vuele, menos riesgo corremos. Por eso tenemos que demorar lo más posible los vuelos al extranjero y cumplir las normas y los protocolos al regreso”, insistió.

Días atrás, la oposición porteña le reclamó el jefe de gobierno porteño que controle los aislamientos de las personas que llegan del exterior y que aporte información sobre el trabajo que están realizando para evitar la circulación de la nueva cepa de coronavirus. “Nos llama la atención que no haya reportes de incumplimiento, no ha surgido de parte del gobierno porteño ningún reporte cuando Migraciones constató que hay muchos. Lo que tenemos, y es lo que (Florencia) Carignano también plantea a nivel nacional, es que los controles que viene haciendo la Ciudad son muy pocos o ninguno”, alertó la legisladora Claudia Neira.