El chubutense Mario Das Neves pasó de aliado del presidente Mauricio Macri a uno de los primeros gobernadores en salir a criticar abiertamente al gobierno nacional.

La bronca de Das Neves se originó con un decreto  presidencial que eliminó el sistema de reembolsos para puertos patagónicos fijado en noviembre de 2015 que beneficiaba a Puerto Madryn y Comodoro Rivadavia.

El beneficio había sido otorgado por Cristina Fernández y establecía un reembolso adicional a las exportaciones de mercaderías cuyo embarque y declaración aduanera se realice por los puertos y aduanas ubicados al sur del Río Colorado.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

La quita del beneficio generó un fuerte enojo en los gobernadores patagónicos, encabezados por Das Neves.

“No nos vamos a dejar avasallar bajo ningún punto de vista», afirmó el gobernador de en conferencia de prensa tras un encuentro con legisladores nacionales de Chubut y cuestionó la falta de federalismo: “Tienen que entender que el país es de la Quiaca a Ushuaia. Hay una mirada hacia la provincia de Buenos Aires y la Pampa Húmeda, que es donde está la mayoría electoral, en desmedro del resto del país».

El gobernador aseguró que seguirá apostando al diálogo pero dijo sentirse “discriminado” por el gobierno nacional y advirtió: “Tiene que haber un momento en el que tengamos respuestas concretas, y sucede todo lo contrario».

Allí informó que convocará a los gobernadores patagónicos para «hacer una causa común» contra el decreto y armar un «frente» para dar la «batalla». “Nuestra posición es jugar el todo por el todo para la derogación del decreto de los reembolsos por puertos patagónicos», aseguró.