La Cámara Federal de La Plata quedó con menor margen para revertir el fallo de primera instancia que declaró inconstitucional la designación al frente del juzgado federal con competencia electoral de la Provincia, Juan Manuel Culotta, vinculado al macrismo y propuesto al Consejo de la Magistratura por el oficialismo. El fiscal general de cámara, Julio Amancio Piaggio, dictaminó en el mismo sentido que el juez federal platense Alberto Recondo, quien declaró la inconstitucionalidad, que había sido solicitada por la Asociación Civil Abogados por la Justicia Social (AJUS), de la subrogancia del Juzgado Federal N°1 de La Plata por un juez de otra jurisdicción, cuando había otros jueces locales dispuestos a hacerse cargo de ese fuero.

El dictamen ratifica en el fallo del Juzgado Federal N° 4 de La Plata y pide a los jueces de la Cámara “confirmar íntegramente la sentencia”. Siguiendo la jurisprudencia de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, el dictamen plantea que la subrogancia deberá seguir el artículo 1 de la ley 26.376 que establece que deberá quedar en manos de “un juez de igual competencia de la misma jurisdicción”.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

Entre los argumentos de la inconstitucionalidad, Recondo señaló que Culotta, juez federal de Tres de Febrero, es extraño a la jurisdicción de La Plata y además, entendió que la competencia del Juzgado Criminal, Correccional Federal Nº 1, Secretaría Electoral de La Plata, “debe ser ejercida por un sólo magistrado, por tratarse de órgano unipersonal, conforme las normas que estatuyen su competencia”.

El magistrado vinculado al macrismo fue designado para subrogar la secretaría electoral, mientras que en las causas que son materia criminal o correccional está subrogado el juez federal de La Plata, Adolfo Ziulu. Pero tanto el juez y el fiscal platense señalaron que el Consejo de la Magistratura de la Nación “no posee atribuciones legales para crear Juzgados o dividir la competencia de los existentes”.

Juan Manuel Culotta fue puesto al frente del juzgado Federal N°1 por el el Consejo de la Magistratura, con mayoría de integrantes pertenecientes a Cambiemos, por la Resolución 104/2017, de fecha 30 de marzo pasado. El juzgado había quedado vacante desde la muerte del juez federal Humberto Blanco en 2014 y estuvo subrogado hasta diciembre por la jueza con competencia electoral porteña, María Servini de Cubría que renunció a finales del año pasado.

El consejo designó al juez de Tres de Febrero para controlar las elecciones del mayor distrito electoral del país en un año electoral, pese a que dos integrantes de la Cámara Federal platense, que están facultados en temas electorales y pertenecen a la misma jurisdicción, dijeron por escrito estar dispuestos a cubrir el lugar de manera interina.

Culotta es juez federal de Tres de Febrero desde octubre de 2016 y fue subrogante tres años (entre 2009 y 2012) en la Cámara Federal de San Martín. Pero lo que parece haber pesado más en su currículum es la cercanía con el oficialismo, que lo impulsó -e impuso- en el Concejo de la Magistratura: es egresado del colegio Cardenal Newman, el mismo al que fue el presidente Mauricio Macri y otros funcionarios del gobierno nacional, y es allegado a Pablo Clusellas, secretario de Legal y Técnica de la Presidencia y también egresado de la misma escuela. También tiene vinculación con Alejandro Pérez Chada, abogado del Presidente en distintas causas y del jefe de los espías de la AFI, Gustavo Arribas.

La Cámara Federal de Apelaciones de La Plata quedó ahora en condiciones de resolver. El dictamen del fiscal Piaggio estrecha los márgenes para que se de marcha atrás la sentencia inicial de Recondo. La sentencia inicial dictada en el expediente N° 9116/2015/CA1 fue impulsado por AJUS La Plata, Berisso y Ensenada Asociación Civil (AJUS), con el patrocinio del Dr. Mariano Lovelli, quienes a conocerse la designación de Culotta, definieron como un “cuadro de suma gravedad institucional” esa decisión del Consejo de la Magistratura.