Era el día del primer cumpleaños de los hijos mellizos del ex vicepresidente. Sin embargo, se tomó un momento para dialogar con vecinos acerca la unidad y la esperanza que anhela para el futuro del país donde viven sus niños. En las inmediaciones del Espacio Cultural “Crece Desde el Pie” en Constitución, decenas de personas esperaban la llegada de Amado Boudou y Eugenio Zaffaroni. En los comercios del barrio permanecían pegados los carteles a la invitación: “Diálogos para pensar en futuro”.

A metros de local, estacionaron los autos que transportaban a los ex funcionarios. Mujeres, hombres y niños se abalanzaron, pidieron selfies, mientras expresaban alegría por la liberación. Boudou acaba de recuperar su libertad por segunda vez y pese a la inhabilitación para ejercer cargos públicos, continuará en la política ‘para la recuperación de la esperanza de las argentinas y argentinos’, en un contexto desfavorable provocado por ´una máquina de sacarles a los que menos tienen para darle a los que más tienen´.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

Las elecciones, el gobierno, las tarifas de las que deberá ocuparse el próximo gobierno, lograr el funcionamiento de la justicia y el derecho al debido proceso, sumado a la reforma de la Constitución fueron los ejes de la charla.

En primer lugar, Amado Boudou habló sobre el Fondo Monetario Internacional (FMI). “Fue un auxilio para los capitalistas porque de todo el dinero que tomó Argentina en el gobierno de Macri, ni un centavo está en la obra pública, tampoco mejoraron la calidad de las instituciones y la vida de los argentinos”, dijo.

“Cuando Macri dice que ‘el mundo nos ayuda’ entiende que una ayuda invitar a ‘timbear’ en Argentina. Las inversiones no vinieron y hoy al 75 por ciento de su gobierno no vendrán. Nunca van a un país que no tiene mercado interno”, expresó Boudou.

En ese sentido, acerca de los mercados, “su propia lógica de mercado requiere confianza y se les terminó, por eso recurrieron al FMI. Desarmaron la bomba de las Lebacs, creando un instrumento nuevo (Leliq) y se los metieron a los bancos a la fuerza. La bomba de tiempo continúa, ello genera que la tasa de interés tenga niveles que imposibilitan la actividad productiva, comercial, e inclusive cualquier actividad de endeudamiento para las familias”.

Los servicios públicos, un derecho de los argentinos

El ex vicepresidente se refirió a la suba de tarifas en los servicios públicos. “Deben ser parte de los derechos de los ciudadanos argentinos y en algún sentido son los derechos humanos del siglo XXI. El feroz aumento delas tarifas, genera que caigan los salarios y la posibilidad del desarrollo del mercado interno”, afirmó. “El efecto más nocivo es la destrucción de la capacidad productiva de las empresas y del comercio en nuestro país. Como consecuencia vemos los despidos de trabajadores para pagar las tarifas”.

Crítico y a su vez molesto con las medidas, comentó, “son una bomba de dólares de adentro hacia afuera. Las tarifas suben, toda esa factura es en pesos en el mercado interno, las pocas empresas que llevan adelante un servicio público convierten esos pesos en dólares y los fugan afuera del país. Es la lógica del gobierno, ganan unos pocos y el resto pierde”.

En un año electoral, Boudou también habló acerca de las necesidades que el actual gobierno plantea en un futuro. “Tenemos que plantearles a nuestros dirigentes que muchos de nosotros creemos que las empresas de servicios públicos deben ser estatales en los tiempos que vienen. Debemos reclamar un shock distributivo, que haya aumentos salariales desde el primer día del gobierno, que compensen todo lo que se perdió estos últimos 4 años de Macri y trasladar lo mismo para el sistema jubilatorio”.

Esto, según lo explica el ex vicepresidente, se logra afianzando la política exterior. “Hay que redireccionar la política exterior, la alianza estratégica con China, Latinoamérica y en particular con Sudamérica. Los avatares de las dificultades pasarán, al igual que el gobierno de Macri este año, para nunca más volver a la Argentina”.

Otro punto clave durante su charla fue la referencia a su situación como preso político. “No me robé nada, los compañeros y compañeras no se robaron nada. Llevamos adelante políticas populares para las mayorías, que molestaron a los poderes concentrados y nos quieren robar la palabra a los que hacemos política, a los dirigentes sindicales, como así mismo les quieren robar las empresas a aquellos presos políticos que son empresarios”.

Zaffaroni: las claves de un colonialismo diferente

“Un sociedad colonizada no puede ser justa porque el valor agregado de trabajo se lo lleva otro. En esto revaloro la tercera posición peronista”, expresó con firmeza Eugenio Zaffaroni. “Hay un colonialismo diferente, se ejerce a través de la deuda y nos endeudan para dominarnos. El viejo imperialismo lo llevaban a cabo políticos que favorecían a los ´establishment´ de sus propios Estados. Pero en el hemisferio norte se hicieron cargo de la política los CEOS de las corporaciones. Estamos viviendo un totalitarismo financiero”.

El ex juez dijo además, “tenemos que repensar el Estado y para eso necesitamos una nueva Constitución, un nuevo proyecto de país. No es posible una Constitución que tolere el monopolio de medios de comunicación. La creación de una realidad hegemónica, el discurso político único no es propio de una democracia plural”.

A su vez afirmó que la constitución actual no especifica la función de las Fuerzas Armadas y de la Policía  que además “permite al Poder Ejecutivo reparta el dinero como le plazca y extorsionar a los gobernadores para forzar el voto de sus diputados. Esta Constitución ha servido para entregarnos al colonialismo por una banda local, funcional a los intereses corporativos trasnacionales, es decir, al totalitarismo financiero”.

En cuanto al poder judicial, Zaffaroni manifestó, “tenemos una estructura del Poder Judicial que es la más irracional en el derecho, teniendo en cuenta que no hay otro país que tenga una estructura de su Poder Judicial como el nuestro.¿Nadie piensa que tenemos una Corte Suprema de 5 personas capaz de revisar cualquier sentencia? Cada juez de distintas instancias puede declarar la inconstitucionalidad de una ley y es un caos”.

Por último, el juez se refirió a los paraísos fiscales que se consolidaron durante el actual gobierno. “Tenemos un sistema de encubrimiento de toda la criminalidad organizada en ´refugios fiscales´, fábricas de offshore, que son empresas para encubrir evasión fiscal. Cada año se reciclan por lo menos 20 mil millones de dólares en evasiones. Si hay criminalidad organizada en el mundo, es la de este totalitarismo financiero que se legitima por la ideología neoliberal.Es solo una careta ideológica para encubrir una realidad totalitaria y delictiva”.