Contra la decisión del gobernador Juan Schiaretti y su intento fallido de lograr la cohesión de Alternativa Federal, un sector del peronismo cordobés apunta a replicar la alianza electoral que el PJ nacional impulsa para las PASO del 11 de agosto. Con este objetivo, todos los partidos que forman parte de Unidad Ciudadana en la provincia mediterránea y algunos dirigentes del interior de la provincia se acercarán este jueves a la sede nacional del PJ para constituir el frente opositor a nivel provincial.

El impulso al acuerdo que amenaza con incorporar a más de una decena de intendentes alineados con Schiaretti tuvo el puntapié inicial del apoderado el PJ, Jorge Landau, quien llamó al histórico dirigente peronista Alberto Cantero Gutiérrez para poner en marcha el frente opositor en Córdoba.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

En ese marco, el exdiputado nacional y ex director de RTA durante el kirchnerismo le sugirió a Landau que se ponga en contacto con los dirigentes del peronismo que transitan el interior de la provincia de Córdoba. Así las cosas, Landau se comunicó con más de 40 referentes y le dio forma al acuerdo que podría incluir, en una segunda instancia, a por lo menos una decena de intendentes que responden al oficialismo local.

La proximidad de la elección nacional empieza a generar ruido dentro del peronismo cordobés donde algunos dirigentes comienzan a exigirle al gobernador que brinde libertad de acción para la acompañamiento de las listas nacionales.