Con el fin de garantizar 37 votos necesarios para aprobar el proyecto de ley que mandó al Congreso el Ejecutivo que modifica la composición del Consejo de la Magistratura y poder darle media sanción el miércoles que viene, el oficialismo aceptó los cambios del senador rionegrino Alberto Weretilneck que la semana pasada había presentado dictamen propio apuntando a un Consejo de la Magistratura más federal. 

En el marco de una reunión del plenario de las comisiones de Asuntos Constitucionales y de Justicia del Senado, se sumaron al proyecto del Ejecutivo los cambios en el texto del senador de Juntos Somos Río Negro, que propone que para la elección y remoción de jueces se integre el Consejo con consejeros regionales. Estos consejeros no cobrarían un sueldo y solo intervendrían en los temas locales de elección y enjuiciamiento. Serían para 4 regiones: Norte, Sur, Centro y AMBA. 

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

En tanto, el “Consejo grande” estaría compuesto por 4 jueces, 6 legisladores, 4 abogados, 2 académicos y un representante del Poder Ejecutivo. Mientras que los consejeros regionales serían 64 o 48 si los del AMBA se eligen desde el propio “Consejo grande”. En total, los integrantes del Consejo serían 17, mismo número que establece el proyecto oficial, que suma -a los 13 miembros actuales- un juez, dos abogados y un académico o científico. 

En ese contexto, el rionegrino expresó: “Estamos corriendo contra el tiempo por el fallo de la Corte Suprema, quiero agradecer la predisposición del bloque del Frente de Todos ya que hemos podido acordar algunos aspectos que tienen que ver con enriquecer el proyecto que elevó el PEN». 

“Las modificaciones concretas en lo que es el representante del Ejecutivo Nacional tiene que ser alternativamente un hombre y una mujer, es un tema que no estaba planteado. El segundo aspecto cómo tienen que elegirse los consejeros de los abogados y jueces, hasta ahora han visto que las leyes no se planteaba interior u otro lugar, tampoco el tema género”, explicó. 

Asimismo, propuso y fue aceptado por el oficialismo es que el Consejo sesionará al menos una vez por trimestre “para abordar las problemáticas y necesidades del país. Otra modificación importante de federalizar efectivamente el Consejo es la puesta en marcha de una quinta Comisión, hasta ahora tiene cuatro, se llamará de Asuntos Federales conformada por consejeros y también estará dividida en 4 regiones”. 

“Plantemos una profundización del federalismo y la posibilidad de que el interior del país pueda participar del Consejo de la Magistratura, no estamos proponiendo modificar el artículo primero de que un miembro de la Corte presida o integre el Consejo”, cerró Weretilneck. 

Por su parte, el presidente del bloque de senadores del FdT, José Mayans manifestó que “la Ley base es inaplicable y ese es el vacío que queremos llenar con el proyecto del Ejecutivo. Sabemos que la diferencia está en quién administra todo esto, es la cuestión clave. Es un tema interesante por el tema del federalismo, trabajamos en el tema y aceptamos la propuesta y vamos a llevar la de Weretilneck. Vamos a llevar con modificaciones al recinto para el próximo miércoles y que sea una sola sesión.  

En tanto, el radical Luis Naidenoff se retiró de la reunión luego de criticar el acuerdo entre el bloque de Rio Negro y el oficialismo: “La cuestión central que tenía que ver con la integración de la Corte no está, para nosotros es el debate y lo reservamos para el recinto ese tipo de cuestiones”, afirmó. 

Juntos por el Cambio irá con su dictamen, que va en línea con la composición de la ley anterior, conformación que podría restituirse el 15 de abril si no se aprueba una nueva ley, de acuerdo al fallo de la Corte Suprema que en diciembre le dio un plazo de 120 días al Congreso. Esa composición habla de 20 integrantes, con el presidente de la Corte presidiendo el Consejo.