La municipalidad de Ensenada repudió los dichos del intendente de La Plata, Julio Garro, quien endilgó a los vecinos de esa ciudad y de la vecina Berazategui, la inseguridad que vive la capital provincial. “Da cuenta de su incapacidad y falta de compromiso con el vecino que lo puso en ese lugar para gestionar”, respondieron desde la comuna que gobierna Mario Secco (FPV).

El cruce comenzó con las declaraciones del jefe comunal de Cambiemos que aseguró que “la mayoría de los delincuentes protagonistas de los casos más resonantes ingresan a La Plata desde Berazategui y Ensenada”. Garro endilgó el problema de la inseguridad a sus vecinos del FPV -pero exceptuó a Berisso, gobernado por Cambiemos- al anunciar la instalación de un puesto de vigilancia en el límite de los dos partidos, en un acto por el Día del Medio Ambiente.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

La acusación detonó el enojo de la comuna vecina. El director de Derechos Humanos de Ensenada, Carlos Dabalioni, repudió lo que consideró una ofensa a los ensenadenses y criticó duramente las políticas del intendente Julio Garro, del ministro de Seguridad Provincial, Christian Ritondo, y la gobernadora María Eugenia Vidal.

“La frase de Garro tiene que ver con la falta de preocupación de una gestión para el cuidado del ciudadano platense. Vemos cómo los vecinos La Plata se tienen que organizar por barrios para cuidar sus domicilios, en donde abunda la falta de trabajo”, criticó el funcionario. Y señaló la falta de atención a necesidades básicas en la periferia de la capital, donde dijo que los medios locales reflejan una realidad con “cada vez más niñxs en las calles, más robos, más asesinato, niños de muy corta edad delinquiendo en el centro”.

Martín Slobodian, presidente del bloque de concejales oficialistas de Ensenada, apuntó directo a la provincia: “La inseguridad en La Plata es producto de las malas políticas y la incapacidad de María Eugenia Vidal y Cristián Ritondo”, aseguró en declaraciones a la prensa.

“Si fuera verdad que la inseguridad de La Plata se debe a delincuentes de Ensenada y Berazategui, se debe a lo vulnerable que es La Plata como consecuencia de las erróneas políticas que aplica Cambiemos”, completó.

En esa línea, desde el poder ejecutivo de Ensenada remarcaron su convencimiento en una seguridad “integral” con el Estado presente en las problemáticas. “Seguridad no significa más policías sino el arreglo de las calles, iluminación, atención, programas de inclusión, con capacitación para Policía Local y garantizar el trabajo de los oficiales y comprando los insumos que provincia no pone”, completó Dabalioni.