Organizaciones de derechos humanos repudiaron este jueves la represión a los trabajadores despedidos de Pepsico en la planta que la empresa tiene en Vicente López.

El Centro de Profesionales por los Derechos Humanos (Ceprodh) denunció el violento operativo de la policía Bonaerense sobre los trabajadores y trabajadoras. La abogada Myriam Bregman, candidata a legisladora porteña, estuvo en el lugar en el momento de la represión junto a las hijas de desaparecidos Alejandrina Barry y Victoria Moyano Artigas: “Intenté hablar con todo el mundo, gobierno, funcionarios judiciales… nada, esta es la respuesta. Son represores”, sostuvo.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

Desde HIJOS Capital también cuestionaron el operativo represivo: “Un Gobierno reprimiendo para defender a una multinacional. Los trabajadores/as en la calle”, manifestó la organización.

La Comisión por la Memoria, la Verdad y la Justicia de Zona Norte y el Colectivo Nacional Mario Bosch, que agrupa a abogados de derechos humanos, también repudiaron la represión.

“En otra muestra palmaria de cómo el Gobierno interpreta que la clase trabajadora es su enemigo interno, y retrotrayendo las imágenes de las épocas más oscuras de nuestro país, desde esta mañana comenzó el desalojo en la planta de PepsiCo, en Florida (comarca del primo del Presidente), con una violenta represión, sin aviso previo y tras una extensa vigilia en el lugar, de los trabajadores despedidos apoyados por sus vecinos”, señalaron.

“En una embestida cruel, que incluyó balazos de goma, cientos de gendarmes con escudos, palos y gas pimienta, forzando una decena de detenidos –mientras ya se conoce que hay heridos– se llevaron todo puesto en un despliegue descomunal de las fuerzas represivas y de seguridad. Este es el “diálogo” que propone el Gobierno de Mauricio Macri y la gobernadora Vidal”, agregaron.

“Como Comisión por la Memoria, la Verdad y la Justicia de Zona Norte nos solidarizamos con la lucha genuina y valiente del conjunto de trabajadorxs que resisten su derecho al empleo pleno, y repudiamos, al mismo tiempo, la inequívoca señal que envía el oficialismo buscando el disciplinamiento de toda la sociedad. Están dispuestos a llevarlo adelante con el apoyo de buena parte del poder Judicial y del vergonzoso blindaje mediático que falsea, tergiversa y oculta una realidad que cada día nos acerca hacia un abismo muy peligroso”, concluyeron.