El presidente de Nuevo Encuentro, Martín Sabbatella, fue procesado por el juez federal Luis Rodríguez, quien le trabó además un embargo de diez millones de pesos por supuestas irregularidades en el control del uso de millonarios subsidios a organizaciones comunitarias, cuando era titular de la Agencia Federal de Servicios de Comunicación Audiovisual.

El magistrado también procesó a la legisladora porteña del kirchnerismo Andrea Conde, quien estuvo a cargo de la Dirección de Proyectos Especiales, por «defraudación por administración fraudulenta en perjuicio a la administración pública».

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

Rodríguez habría probado en la investigación la irregular asignación de subsidios a cuatro organizaciones: el Foro Argentino de Radios Comunitarias, por 650 mil pesos; la Asociación Civil Cine en Movimiento de Morón (distrito donde tiene su base política Sabbatella), por 2,25 millones de pesos; la Cooperativa de Trabajo Activa Limitada, por 700 mil pesos; y la Asociación Civil Nueva Tierra para la Promoción Social y Pastoral, por 3,4 millones de pesos.

El juez federal Rodríguez es el mismo que decidió que no cabe el desafuero ni la detención del ex ministro y actual diputado, Julio De Vido, en la causa que investiga una estafa multimillonaria al Estado en el caso Río Turbio.

En el dictamen sobre Sabbatella, el magistrado asegura: «Estoy convencido que, con la totalidad de la prueba obrante en autos, en base a la diversidad de acciones ejecutivas en estudio y teniendo fundamentalmente en cuenta que las irregularidades detectadas por la SIGEN y constatadas por el Tribunal, debían haber sido observadas por las autoridades del AFSCA”.