La provincia de Salta cierra hoy el año electoral en Argentina, en un comicio con voto electrónico donde más de un millón de electores salteños elegirán entre cinco candidatos a gobernador, además de intendentes, diputados, senadores provinciales y concejales, en medio de una suba de la temperatura política.

Es que una elección que venía encaminada sin sobresaltos, se vio empañada en la previa porque presuntamente se detectaron máquinas que se utilizarán en la votación en un domicilio particular de la localidad de Metán, y la vivienda sería de una persona relacionada con candidatos del Frente Sáenz Gobernador.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

Así las cosas, desde la oposición, el Frente de Todos salteño difundió que pidió formalmente al Tribunal Electoral provincial que “arbitre todas las medidas necesarias para que las máquinas y las urnas tengan el debido resguardo y protección correspondiente, y no sean almacenadas… en domicilios particulares”. En ese contexto, incluso el FdT planteó que se reservaba “solicitar la suspensión de los comicios”.

Por su parte el apoderado nacional del Frente de Todos, Jorge Landau, denunció que «no les permiten participar del escrutinio a nuestros fiscales informáticos». El apoderado sostuvo que «en Salta se está armando un esquema escandaloso para impedir que triunfe nuestro candidato, Sergio «Oso» Leavy», y agregó que «tenemos denuncias fundadas que se están escondiendo las máquinas para voto electrónico en casas y depósitos particulares y no en locales habilitados para tal fin».

La respuesta del Tribunal Electoral no se hizo esperar: el secretario Pablo Filquenstein anunció que “está garantizado el correcto y normal funcionamiento del acto eleccionario, ya se encuentra realizado el despliegue en todo el interior provincial”.

Entre los cinco candidatos para suceder al mandatario Juan Manuel Urtubey, el actual intendente de la Ciudad de Salta, Gustavo Sáenz, cuenta con el antecedente de haberse impuesto en las Primarias del 6 de octubre pasado con el 42,81 de los sufragios, algo más de diez puntos de ventaja sobre el total de sufragios del Frente de Todos.

Con una campaña centrada en lo provincial, Sáenz, de raíz peronista, fue compañero de fórmula de Sergio Massa en las presidenciales de 2015, mientras que este año cultivó una muy buena relación con la Casa Rosada, al punto de cerrar un acuerdo en junio para que el Pro se integrara al Frente Sáenz Gobernador.  Pragmático, tras las presidenciales de octubre definió: “Se está llamando a una unión nacional para trabajar todos juntos por el país, y es lo que voy a hacer en Salta”.

Desde el Frente de Todos el diputado nacional kirchnerista y exintendente de Tartagal Sergio “Oso” Leavy derrotó en la PASO provincial al actual vicegobernador Miguel Isa. Entre ambos, el FdT sumó en las primarias el 32,22 por ciento de los sufragios. Más allá del comicio provincial, en las elecciones generales del 27 de octubre, Leavy además resultó elegido senador nacional.

De modo que, tras los resultado de hoy, Leavy sabrá si asume como gobernador, o si jura como senador nacional. Mientras tanto, siguió el camino de nacionalizar el comicio provincial. “En Salta también hay dos modelos (de país) muy distintos en pugna”, planteó en el tramo final de la campaña.

El diputado nacional Alfredo Olmedo, por la alianza Olmedo Gobernador, se ubica en la previa como el tercero en discordia, tras alcanzar el 19,39 por ciento de los votos en las primarias.

Completan las opciones electorales Pablo López, vencedor en las primarias del FIT (3,59 por ciento sumaron en las PASO) y Elia Fernández, del Partido Frente Grande (llegó al 1,96 por ciento de los votos). «