El jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, destacó el trabajo del gobierno nacional que «fortaleció el sistema de salud en un tiempo récord con una Argentina quebrada que dejó (Mauricio) Macri». Además consideró que la situación por el coronavirus hubiera sido una «catástrofe» en el país si hubiera continuado esa gestión.

En declaraciones radiales, el funcionario recordó que la gestión de Cambiemos “nos habían dejado sin Ministerio de Salud», de esa situación pudo plantear: «Imaginen lo que hubiera sido esta pandemia con Macri gobernando, una catástrofe».

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

Entre sus declaraciones, el funcionario defendió la prórroga del aislamiento social y obligatorio hasta el 28 de junio en la zona del Area Metropolitana Buenos Aires (AMBA), y afirmó que el país «tuvo la posibilidad de ver lo que pasaba en otros países, y las medidas anticipatorias hicieron que no tuviéramos más muertos».

«Hoy estamos muy bien, con poca ocupación de camas y unidades de terapia intensiva», argumentó el funcionario y afirmó que la «reapertura progresiva» de la cuarentena que se irá dando desde el lunes en todo el país «va a ir funcionando». En esa línea, Cafiero justificó la decisión del presidente Alberto Fernández de disponer el aislamiento social, preventivo y obligatorio desde el 20 de marzo pasado.

«En marzo, los casos se duplicaban cada tres días, y si dilatábamos la decisión empezábamos a construir una curva exponencial», explicó el jefe de Gabinete, quien destacó que fueron «medidas anticipatorias» que se adoptaron para «cuidar vidas». En ese sentido, sostuvo que en el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA) «estamos pasando el peor momento, con la mayor cantidad de casos, es una situación muy focalizada, como bien lo planteó el Presidente».

En ese sentido aclaró que en el 85% de la Argentina, “se está avanzando progresivamente en la apertura de la mayoría de los rubros comerciales e industriales, incluso en actividades sociales, eso ya está funcionando».  Por eso volvió sobre la distinción de que “la crisis económica que azota a los muchos comerciantes es producto de la pandemia, no por las medidas de la cuarentena».

Además consideró que «hay intencionalidad política» detrás de los cuestionamientos a la cuarentena ante la pandemia de coronavirus, aunque reconoció que también «hay cuestiones legítimas en el reclamo». En el primer caso, lo atribuyó a “algunos sectores marginales, que tratan de cobrar notoriedad firmando un documento, en Twitter o haciendo una nota periodística». En el segundo caso el ministro coordinador aseguró que el gobierno comprende la situación de los comerciantes, y reconoció que «en el reclamo también hay cuestiones legítimas, porque yo conozco esa situación, la he pasado, como comerciante, y sé lo que es pagar quincenas y no tener la facturación para hacerlo».

Cafiero tuvo que volver  a negar que el gobierno se haya «enamorado» de la cuarentena, como alegan sectores de la oposición más radical: «Cómo nos vamos a enamorar de algo que nos obligó a dejar de lado los programas que teníamos para desarrollar la actividad productiva y el consumo interno», afirmó el funcionario. En ese sentido, puso como ejemplo el caso de una fábrica textil en el Chaco, que visitó ayer: «Esa planta tenía un proyecto de ampliación de 10 millones de dólares, y no pudieron arrancarlo por la pandemia. Miren si nosotros vamos a estar enamorados de algo que impidió llevar adelante esos proyectos».