El juicio político al camarista Eduardo Freiler, que hasta la semana pasada parecía destinado a prosperar en el Consejo de la Magistratura, dio un giro esta semana al no contar el oficialismo con los votos necesarios para que avance el proceso disciplinario.

El macrismo, mayoría en el organismo, aprobó en la Comisión de Disciplina el juicio político a Freiler por mal desempeño de sus funciones, sin embargo es posible que su votación en plenario, prevista para el jueves, se postergue si no logran conseguir el noveno voto, representado por el académico Jorge Daniel Candis, quien este lunes votó en contra. 

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

La votación en la Comisión de Disciplina y Acusación, primer paso de este proceso, tuvo lugar este lunes. Además de Candis, también votó en contra el senador Ruperto Godoy. 

El voto de Candis se transformó en una de las claves para la continuidad o no de Freiler. Sin su voto, el oficialismo no tiene chances de conseguir en plenario que el pedido de juicio político y se postergaría la votación en plenario hasta que el panorama se modifique, ya sea por un cambio de opinión, o por los cambios que lleve al Consejo de la Magistratura, el resultado de las elecciones legislativas de octubre.

Freiler es el titular de la Sala I de la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Criminal y Correccional Federal fue denunciado ante el Consejo de la Magistratura por mal desempeño de sus funciones, basado en un enriquecimiento desmedido: según la denuncia, hay una diferencia de 17 millones de pesos en el patrimonio que el juez no podría justificar.

Desde el Frente para la Victoria, el diputado del FpV, Rodolfo Tailhade, argumentó que la acusación contra Freiler «es endeble», que se basa en «presunciones de cuestiones patrimoniales», y que la prueba ofrecida «se obtuvo en forma ilegal», ya que para tenerla hubo que «violar secretos bancarios y fiscales».