El oficialismo porteño no logró avanzar en la Legislatura con una polémica batería de proyectos inmobiliarios que incluían Costa Salguero, IRSA y otros 11 convenios urbanísticos. La oposición, encabezada por legisladores del Frente de Todos, logró demorar lo suficiente el tratamiento y embarrar así los planes del larretismo, que necesitaba aprobar de manera exprés estos proyectos, antes de ceder las seis bancas que perdió en las últimas elecciones.

El oficialismo de la Ciudad de Buenos Aires continuará en la Legislatura con una escueta mayoría, pero perderá la capacidad para aprobar sin consensos proyectos que incluyan la venta de tierras del Estado, un factor clave en los convenios inmobiliarios que caracterizan al gobierno de Horacio Rodríguez Larreta.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

Los tiempos reglamentarios para el despacho en la Comisión de Planeamiento Urbano se superaron por las intervenciones de la oposición y por los correos de más de 150 vecinos y vecinas. Acorde al reglamento, el oficialismo necesitaba aprobar el dictamen de las comisiones de Planeamiento y de Presupuesto antes de las 14, lo cual no ocurrió.

“La ciudadanía se pronunció en numerosas ocasiones en contra de la venta de tierras costeras. Este hecho se expresó en la realización de las dos audiencias públicas más largas de la historia de la Legislatura, con más de 10 mil inscriptxs. También en la iniciativa popular que juntó 53.854 firmas para derogar la ley de venta de Costa Salguero y construir un parque público”, apuntaron desde el Frente de Todos.

Según el reglamento, el plazo para las observaciones al dictamen de mayoría comenzará a correr el próximo día hábil, lunes 29 de noviembre, por lo que no llegarán con los 5 días corridos para la sesión del 2 de diciembre. De esta forma, se pone en jaque el intento del jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, de acelerar la votación de estos proyectos, que ahora contará con una sola sesión ordinaria antes de que cierre el periodo legislativo y el proyecto de Costa Salguero pierda estado parlamentario y de que cambie la composición de la Legislatura.