La interventora de la Agencia Federal de Inteligencia, Cristina Caamaño, y el secretario de Derechos Humanos de la Nación, Horacio Pietragalla Corti, encabezaron la primera reunión de la Mesa conjunta sobre documentación de inteligencia vinculada a violaciones a los derechos humanos, creada a través de la Resolución 467/2021 publicada en el Boletín Oficial.

Junto a Caamaño y Pietragalla Corti, participaron el presidente del Archivo Nacional de la Memoria (ANM), Marcelo Castillo; el director del Archivo General de la Nación (AGN), Pablo Fontdevila; la directora de Gestión de Fondos Documentales del Archivo Nacional de la Memoria, Andrea Copani, y la directora de Gestión de Fondos Documentales del Archivo General de la Nación, Samanta Casaretto. Por parte de los organismos de Derechos Humamos, estuvieron de forma presencial y virtual la presidenta de Abuelas de Plaza de Mayo, Estela de Carlotto; la directora ejecutiva del Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS), Paula Litvachky; el presidente de la Liga Argentina por los Derechos Humanos, José Schulman; la integrante de Familiares de Desaparecidos y Detenidos por Razones Políticas, Graciela Lois, y la directora de Memoria Abierta, Verónica Torrás, entre otros.

La Mesa tiene como objetivo cumplir con la tarea encomendada por el presidente de la Nación, Alberto Fernández de “robustecer la excepcional tarea llevada a cabo en conjunto con organismos de derechos humanos y restantes dependencias del Estado Nacional, relacionada con la protección y sistematización de archivos históricos obrantes en la Agencia Federal de Inteligencia, referidos al rol de los organismos de inteligencia en las graves violaciones a los derechos humanos perpetradas por parte del Estado Argentino que se investigan en los procesos de Memoria, Verdad y Justicia, ello como respuesta al histórico reclamo de víctimas, sobrevivientes, organismos de derechos humanos y la sociedad en su conjunto de conocer la información obrante en poder de la ex-Secretaría de Inteligencia, cuyo conocimiento se hallaba vedado”, tal como señala el decreto 359/2021, por el cual el jefe de Estado prorrogó la Intervención de la AFI.

En ese sentido, la interventora destacó que el mandato presidencial de ‘sanear los sótanos de la democracia’, “también refiere a no perder de vista el rol de los servicios de inteligencia durante la dictadura cívico-militar. Para esto, es necesario continuar y mejorar el relevamiento documental, que nos permita aportar a la política de Memoria, Verdad y Justicia y avanzar con la reconstrucción de nuestra historia reciente”. A su vez, Cristina Caamaño subrayó la importancia del trabajo de la AFI en los procesos judiciales en curso por violaciones a los derechos humanos cometidas durante el terrorismo de Estado: “Es un trabajo inmenso, por lo que necesitamos de la colaboración de los organismos y de los actores estatales especialistas en archivos y derechos humanos”.

Por su parte, Horacio Pietragalla Corti indicó que “es muy importante destacar que no ocultamos archivos como Estado y eso creo que hay que ponerlo en valor”.