Tras la renovación del staff bonaerense, Axel Kicillof dispuso hoy más cambios en el organigrama de la provincia. Creó un Observatorio Político Electoral y amplió la estructura del Instituto de la Vivienda que pasó a tener rango casi ministerial.

Por decreto, el mandatario creó el Observatorio Político Electoral (OPE) que tendrá el objetivo de generar y difundir información confiable y sistematizada que “sirva de insumo para mejorar los procesos electorales”. El organismo dependerá de manera directa del gobernador y tendrá un presidente honorario.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

En ese cargo será nombrada Teresa García, quien hasta hace una semana era ministra de Gobierno y que va en la boleta del Frente de Todos como candidata a segunda senadora por la Primera Sección electoral.

Hace una semana, en la jura de los nuevos ministros, Kicillof adelantó que García seguiría a cargo del seguimiento del proceso electoral, como lo venía haciendo en el Ministerio de Gobierno, que tenía esa facultad bajo su órbita.

“Teresa nos va a estar dando su ayuda en la organización del comicio, que es una actividad que ya viene realizando. Estemos tranquilos porque las elecciones (de noviembre), como las PASO, van a ser impecables y transparentes”, dijo en su breve discurso Kicillof, al anticipar que García seguiría en el equipo.

Según los considerandos del decreto 816, el Observatorio Político Electoral fue creado debido a que “resulta necesario profundizar el acceso y la difusión pública a la ciudadanía en general y a los distintos agentes del sistema político y de la sociedad civil a información clara, precisa y sistematizada, de datos referidos a los procesos electorales desarrollados en el ámbito de la provincia de Buenos Aires”.

Kicillof también aprobó hoy por decreto la nueva estructura del Instituto de la Vivienda, a donde reubicó el ex ministro de Infraestructura, Agustín Simone, tras el nombramiento de Leonardo Nardini al frente de la cartera que gestiona la obra pública de toda la provincia.

Según el decreto, Simone ocupará el cargo administrador general del Instituto con rango y remuneración equivalente a ministro. También tendrá cuatro subsecretarios, 10 directores provinciales y 18 directores de línea.

La idea de avanzar con la creación de nuevos ministerios, como uno de Medio Ambiente y otro de Cultura, circuló en los últimos días pero no hubo ningún movimiento finalmente en ese sentido. Para introducir cambios Kicillof debe modificar la ley de ministerios y necesita del consenso de Juntos por el Cambio.

Tras la derrota electoral, Kicillof se vio obligado a realizar cambios en su gabinete y abrió su gestión a los intendentes. Renovó tres de las sillas más importantes: la Jefatura de Gabinete, donde nombró a Martín Insaurralde, en reemplazo de Carlos Bianco; el Ministerio de Gobierno, donde designó a Cristina Álvarez Rodríguez, y el Ministerio de Infarestructura, que quedó a cargo de Nardini, ex intendente de Malvinas Argentinas. Bianco, por su parte, fue designado como flamante Jefe de Asesores del Gobierno, un cargo nuevo que depende de manera directa del gobernador.