Tal como ocurrió en Pergamino en diciembre, un grupo de vecinos de San Nicolás de los Arroyos, en la provincia de Buenos Aires, fue reprimido por la policía bonaerense cuando reclamaban agua potable y comida, luego de ser afectados por la tercera vez por la inundación en menos de un mes. El episodio se produjo el lunes en el barrio Virgen del Rosario, ubicado junto al pueblo La Emilia que quedó bajo el agua con un saldo de más de 4 mil evacuados. En el hecho balearon a Braian Nahuel Velázquez, de 18 años, que fue detenido y liberado el martes a la noche.

El 26 de diciembre pasado el gobierno bonaerense había actuado igual en Pergamino ante un reclamo de inundados: con represión policial. Este lunes, cuando un grupo de personas del barrio Virgen del Rosario de San Nicolás de los Arroyos reclamaba comida y agua potable con una olla popular. El pedido de asistencia tenía un porqué: la del lunes fue la tercera vez desde el 26 de diciembre, que el agua afectaba sus viviendas. Sin miramientos, la Policía Bonaerense disparó balas de goma e hirió a ocho personas.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

Entre los baleados se encontraba Velázquez. El chico había salido de su casa con su primo de 9 años para comprar espirales y quedó en medio de la represión. Fue detenido más tarde acusado de resistencia a la autoridad cuando su madre lo llevó al Hospital local para que fuera atendido. En la investigación judicial intervino la UFI N°10 a cargo de Sandra Bisetti. El joven fue liberado veinte horas después, el martes a la tarde.

La represión se produjo luego de que La Emilia quedara bajo el agua y que obligó al 75% de sus habitantes a dejar sus viviendas. “El lunes la gente empezó a irse del pueblo y el único acceso es por una calle que está rodeada de agua y que pasa por otros barrios como Virgen del Rosario y Colombini, que también sufrieron la inundación”, detalló la senadora bonaerense del FPV, Cecilia Comerio.

En medio de esa escena los vecinos protestaban con una olla popular pidiendo agua y comida y la policía decidió desalojarlos. “La gente estaba inundada y la única presencia fuerte del Estado eran las fuerzas de seguridad”, subrayó la legisladora oriunda de San Nicolás. Y señaló que “no hubo contensión” desde el gobierno para los inundados.

“Como no hubo comité de crisis, ni la intendencia, ni la Provincia, que tiene la gobernadora (María Eugenia Vidal) de vacaciones, ni la nación, nadie coordinó nada y se padecen estas situaciones de caos, cuando todos quieren ayudar”, reclamó Comerio.

La inundación en La Emilia es uno de los episodios más graves de las inundaciones que afectan a las localidades de esa región bonaerense. El vicegobernador bonaerense, Daniel Salvador, concurrió al lugar y defendió críticas a la gobernadora María Eugenia Vidal que descansa en las paradisíacas playas de México. “Es una vergüenza. Todavía recordamos claramente como cuando estaba en campaña decía que ella iba a estar en la épocas de inundación”, retrucó Comerio.

“Hoy estamos totalmente inundados y la verdad es que ella no se ha acercado. Necesitamos que las autoridades hoy estén presentes más que nunca”, insistió.