La presencia de asbesto en los trenes CAF5000 y la sospecha de que también estén contaminados los CAF6000 que circulan en la línea B del Subte de Buenos Aires puso en alerta a los trabajadores, que este lunes determinaron un paro de actividades para el miércoles, entre las 5:30 y las 8:30 ante las “evasivas y provocaciones” de la Subsecretaría de Trabajo, de SBASE y de Metrovías.

La Asociación Gremial de Trabajadores del Subte y Premetro (comúnmente conocida como Metrodelegados) emitió un comunicado en el que explica que tanto el Estado porteño como la empresa se niegan a crear una comisión para revisar «dichas formaciones y eventualmente, reemplazar las piezas correspondientes» y tampoco responden ante el pedido para que se «envíe a los trabajadores que estuvieron en contacto con dichos trenes a realizar los estudios médicos correspondientes».

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

«Lamentamos tener que llegar a esta situación, pero la necesidad de custodiar la salud de nuestros compañeros y usuarios sumado a la intransigencia empresarial y de las autoridades de la Ciudad de Buenos Aires no nos deja alternativas», explican los delegados.