La Cámara Federal porteña revocó el procesamiento y sobreseyó al ex titular de la AFIP Ricardo Echegaray en una causa por instigación al falso testimonio y violación de secreto, a raíz de una denuncia presentada por el organismo recaudador contra el actual ministro de Hacienda y Finanzas, Alfonso Prat Gay.

La decisión del juez de primera instancia Claudio Bonadío de procesarlo en junio empujó a Echegaray a presentar su renuncia a la Auditoría General de la Nación (AGN), luego de diversas presiones, como de la vicepresidenta Gabriela Michetti, quien había dicho. “El procesamiento nos da la herramienta legal que necesitábamos para poder sacarlo de la Auditoría”.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

La decisión fue adoptada por los camaristas de la sala I del Tribunal de Apelaciones Jorge Ballestero y Eduardo Freiler, quienes revocaron el procesamiento a Echegaray, y a otros dos procesados -Pedro Roveda y Horacio Curien- y los sobreseyeron, según la resolución a la que accedió Télam.

En su resolución, los camaristas determinaron que el extitular de la AGN no cometió delito alguno y recordó que la denuncia contra Prat-Gay sigue vigente en el fuero penal económico.

En cuanto al delito de violación de secreto, los camaristas entendieron que no se advierte “ningún delito penal” por haber utilizado “la información enviada a la AFIP para la radicación de una denuncia que, no está de más destacar, aún se encuentra en trámite registrando la convocatoria a una gran cantidad de personas” a declaración indagatoria.

Para el Tribunal de Apelaciones usar “información remitida por Francia para elaborar la denuncia presentada en el fuero penal económico” estaba contemplado dentro de las excepciones a la obligación de guardar secreto, por lo cual no hubo delito.

Y en cuanto a dichos a la prensa por parte de Echegaray, los camaristas descartaron la existencia de violación de secreto en esas declaraciones.

Echegaray había sido procesado el 1 de junio último, acusado de instigación al falso testimonio agravado y violación de secreto por una denuncia presentada cuando presidía el organismo que vinculó a Prat Gay en una maniobra de supuesta evasión a raíz de figurar como apoderado de una cuenta en Suiza de la empresaria Amalia Lacroze de Fortabat.