“No se puede dejar de ser servicio, es una profesión que nunca se abandona”. Antonio Stiuso no tiene nada de exespía, aunque ahora dice que trabaja en una empresa que tiene desde 1997 y “en la que siempre trabajé”. Fuera de la Secretaría de Inteligencia desde diciembre de 2014, el agente –que volvió al país en febrero de este año– le dio una entrevista al diario La Nación y dijo estar “muy tranquilo ahora” tras su estadía en los Estados Unidos “con asilo por todas las amenazas de muerte del gobierno anterior que recibimos tanto yo como mi familia”.

Stiuso habló del fiscal Alberto Nisman, de la causa AMIA, dijo que los Kirchner no utilizaban a la SIDE porque tenían su propio servicio de inteligencia y aseguró que él no entiende de política. Además, se refirió a la expresidenta Cristina Fernández como “sólo una mujer loca, sin fuerza, sin el aparato del Estado”.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

En relación a la muerte del fiscal, Stiuso aseguró: “Lo mataron. Yo podría haber terminado como él. Hubo persecución, lo amenazaron muchas veces, tanto a él como a mí, amenazaron a su familia”. Dice que en el marco de la causa AMIA “las cosas no se hicieron bien” y argumentó que “en todos los países del mundo en que hubo ataques terroristas la situación se manejó de otra manera, acá nunca se pudo esclarecer nada porque los gobiernos siempre trataron de tapar las cosas, de sobornar jueces, presionar funcionarios”. En ese sentido consideró que con el memorándum de entendimiento con Irán –herramienta que el gobierno anterior articuló para avanzar en el esclarecimiento del atentado del 18 de julio de 1994 que se cobró 86 muertes en la mutual judía– “el gobierno anterior quiso hacer creer que los iraníes no tuvieron nada que ver, que la culpa recae en los sirios”. Y cuestionó que el excanciller Héctor Timerman “haya negociado este memorándum en Alepo (Siria), en donde los sirios supuestamente sólo auspiciaron el encuentro”.

Además, Stiuso dijo que Ibar Pérez Corradi “es un peón” y que “al verdadero rey de la efedrina, Mario Segovia, lo detuve yo en 2008 y ahí estalló el tema de la mafia de los medicamentos”. Aseguró que a él nunca le pasaron la orden de que lo busque a Pérez Corradi.