El juez federal de Dolores, Alejo Ramos Padilla, amplió la acusación contra el fiscal Carlos Stornelli a nuevos hechos en el marco de la presunta asociación ilícita por la que ya están detenidos el falso abogado Marcelo D’Alessio y los supuestos agentes de inteligencia Ricardo Bogoliuk y Aníbal Degastaldi. Además, llamó a indagatoria para el 11 de marzo al abogado Rodrigo González, a quien D’Alessio identificó como su “socio”.

Y también el propio D’Alessio deberá desfilar nuevamente, ese mismo día, ante el juez, en una ampliación de indagatoria.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

Los nuevos hechos por los cuales el juez amplió los requerimientos y las indagatorias están relacionados con “maniobras vinculadas con Palomino Zitta, José Manuel Ubeira y Pablo Barreiro que fueran descriptas por el Fiscal (Juan Manuel Curi) en su dictamen”. En rigor, Curi propuso que el juez declinara su competencia y mandara la causa a Comodoro Py 2002, pero en el entretanto describió nuevos hechos atribuibles a la asociación ilícita que se investiga y le dijo al juez que debía seguir investigando.

Ramos Padilla recogió el guante y dispuso: “En virtud de lo dictaminado por el Dr. Curi, se deberá hacer saber a la defensa del Dr. Carlos Stornelli -quien ha sido convocado a prestar declaración indagatoria para el día jueves 7 del mes en curso- de los nuevos hechos que se le atribuyen y que han sido motivo de tratamiento y acusación por parte del representante ante esta sede del Ministerio Público Fiscal –maniobra contra el Dr. Javier Landaburu, caso de Pablo Barreiro y las tareas de espionaje ilegal relacionadas con Jorge Christian Castanon”.

El proveído del juez no explica los detalles de cada uno de esos casos. Pero sí deberá realizar una descripción pormenorizada si, finalmente, Stornelli concurre mañana a Dolores.

Esa concurrencia estaba supeditada a que el juez aceptara un planteo múltiple de incompetencia en el que intervinieron coincidentemente tanto el fiscal Stornelli cuando los imputados D’Alessio, Bogoliuk y Degastaldi, y el fiscal Curi.

Stornelli planteó este miércoles, a través de su abogado, Roberto Ribas, la recusación del juez y la nulidad de toda la causa. Con ello podría, al menos, demorar la realización de la indagatoria.

En tanto, el juez firmó una resolución en la que describió el intríngulis jurídico que se planteó en torno a la situación y le pidió opinión (lo que térmicamente se llama “correr vista”) a todas las partes para que en un plazo de cinco días hábiles respondan quién creen que debe llevar la investigación y por qué.

Entre las medidas de prueba que firmó el juez aparece una “orden de presentación dirigida al Director Ejecutivo y/o Gerente del canal América 24 – A24 a los fines de que haga entrega en el término de 24 hs. de copias de todos los programas televisivos conducidos por el periodista Eduardo Feinmann que hayan salido al aire el día 05/10/2018”.

Esa medida está relacionada con la difusión de noticias sobre algunos de los involucrados en la causa como víctimas de los supuestos “aprietes” de D’Alessio.

Ramos Padilla también citó a prestar declaracion testimonial al conductor del programa de TV “Animales Sueltos”, Alejandro Fantino, y de su panelista Romina Manguel, ambos en relación con una supuesta tarea de inteligencia que realizó D’Alessio sobre ellos. De la investigación se desprende que Fantino quedó bajo la mira de D’Alessio después de reunirse con Cristina Fernández de Kirchner el 8 de noviembre de 2018 en la casa del ex embajador argentino ante el Vaticano Eduardo Valdés. 

D’Alessio averiguó quién había gestionado la reunión, para qué, de qué se habló y cuáles fueron los resultados. Las investigaciones sobre Fantino y Manguel incluyeron aspectos “ideológicos” y, según el juez Ramos Padilla, la fuente de información del falso abogado fue el periodista Daniel Santoro.