La Legislatura bonaerense se prepara para tener este martes una jornada maratónica y de alto voltaje político. En la última sesión del año, la Cámara de Diputados y el Senado tienen previsto tratar el proyecto de Presupuesto 2022, la ley impositiva, la reforma a la ley de Ministerios que crea cuatro carteras nuevas -Ambiente, Transporte, Vivienda y el Instituto Cultural-, y cargos claves como el del nuevo director general de Cultura y Educación y el presidente del Tribunal de Cuentas. Además, se votará el tema que viene ocupando la agenda del oficialismo y la oposición: el límite a la reelección de intendentes.

Aunque las negociaciones están encaminadas, el gobierno y la oposición continúan negociando en busca de un acuerdo que permita que todo el paquete llegue a buen puerto. El Senado fue convocado para las 12 y la Cámara de Diputados para las 15. El proyecto que divide aguas tanto en el Frente de Todos como en Juntos, y que está en el centro de la rosca, es el que contiene cambios la ley 14.836 que limitó a dos mandatos consecutivos las reelecciones de los intendentes, legisladores, concejales y consejeros escolares.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

Esa ley fue aprobada en 2016, durante la gestión de María Eugenia Vidal y con el apoyo del sector de Sergio Massa. El cuestionamiento del peronismo pasa por la retroactividad -toma como primer mandato el de 2015, pese a que fue sancionada después- mientras que la oposición critica que el decreto firmado por la ex gobernadora genera un atajo para que el intendente que no cumpla dos años en el cargo -pidiendo licencia para irse a otro cargo o a una banca- pueda gambetear el límite y volver a presentarse pese a haber sido ya reelecto. Esta fue la opción que eligieron más de 20 intendentes.

La semana pasada, Vidal y los legisladores que le reportan en la Legislatura provincial avisaron que no votarían ningún cambio y profundizaron la grieta que divide al bloque de Juntos. En el Frente de Todos también hay división ya que los legisladores massistas también votarán en contra.

Para zanjar una parte de la discusión, el sector del PRO que responde a los intendentes ingresó la semana pasada un proyecto de ley que propone en su artículo 3 que, aunque los jefes comunales se tomen licencia y no completen el mandato, no puedan volver a presentarse por ese mismo cargo en la siguiente elección. A ese cambio se le sumaría otro en el artículo 7, que fija cuál es el mandato que se computa como primero, de modo que sea el de 2019 y no el de 2015. Esa modificación habilitaría a unos 90 jefes comunales actuales de todo el espectro político a volver a presentarse en 2023.

La ley de reelecciones se trataría sobre tablas y es por eso que se necesitan los dos tercios para habilitar el debate en el recinto. Una vez logrado ese número, la votación se define por mayoría simple. Pero los números para lograr la mayoría especial en Diputados son ajustados y es ahí por donde pasa hoy la negociación.

En la Cámara baja, Juntos cuenta con 40 diputados pero entre vidalistas, «lilitos» y radicales de Evolución hay entre 12 y 14 que votarán en contra. A ellos se sumarán los 12 diputados del massismo, que integran la bancada oficialista, pero no levantarán la mano; a ese número hay qu sumar los 3 legisladores de Avanza Libertad y los 2 de la izquierda.

Del otro lado, los diputados del FdT y los legisladores que responden a los intendentes del PRO buscan llegar a los dos tercios (62 diputados sobre 92) necesarios para habilitar el debate.

Presupuesto, ley impositiva y cargos

El paquete que se pondrá en discusión en la Legislatura, más allá del límite a las reelecciones, incluye el presupuesto 2022 y la ley impositiva, proyectos enviados por el gobernador Axel Kicillof. La ley de leyes prevé un gasto total de $ 3,1 billones para el año que viene, un aumento de los impuestos Inmobiliario y Automotor del 35% promedio para la mayoría de los contribuyentes, y un pedido de nuevo endeudamiento de $94 mil millones, que también requiere de los dos tercios de los votos.

A estos dos proyectos se le suma la ley de Ministerios que fue enviada ayer lunes por el Ejecutivo a la Legislatura. La iniciativa prevé la creación de cuatro carteras nuevas, tal como lo anunció Kicillof el 9 de diciembre pasado. Se trata del Ministerio de Transporte, en el que recalará el ex legislador massista Jorge D’Onofrio; el Ministerio de Vivienda, que será para el exministro Agustín Simone; y el de Ambiente, que ocupará la diputada nacional del FdT y dirigente camporista, Daniela Vilar. A su vez, se reflotará el Instituto Cultural, que estará a cargo de la ex diputada provincial Florencia Saintout.

Además de estos proyectos, en las sesiones de hoy se espera que tengan tratamiento dos pliegos que corresponden a los nombramientos impulsados por el gobierno en la Dirección General de Cultura y Educación y en el Tribunal de Cuentas provincial. En el primer caso, el postulante es el ex ministro de Educación nacional, Alberto Sileoni (quien reemplazará a Agustina Vila) y, para el segundo, es Federico Thea, actual secretario general de la Gobernación. Ambos deben pasar el filtro del Senado.

En el paquete de pliegos también están los del directorio del Banco Provincia, un viejo reclamo de la oposición. El peronismo ingresó ayer los pliegos de cuatro de los ocho directores que deben designarse: Humberto Vivaldo, Sebastián Galmarini, Daniel Horacio Barrera y Alejandro Formento. Excepto Barrera, el resto ya cumple esa función y renovará su mandato. Juntos presentaría otros tres pliegos pero aún no hay confirmación: los que suenan por ahora son Diego Rodrigo, Carlos Fernández y el exministro de Gobierno porteño, Bruno Screnci.