El jefe de la bancada de diputados del Frente para la Victoria, Héctor Recalde, le contestó al presidente Mauricio Macri, quien lo acusó de forme parte de una «mafia de juicios laborales», y lo relacionó con un “resentimiento personal” del mandatario por haber impulsado denuncias contra sus empresas y el Estado por prácticas antisindicales.

«Tal vez haya un viejo resentimiento personal, porque hace muchos años, cuando (Macri) era presidente del Correo Argentino, le gané una querella por prácticas antisindicales en la Justicia laboral precisamente. Tanto en primera instancia como la Cámara lo condenaron porque estaba obligando a los trabajadores a desafiliarse a los sindicatos. Tuvo que pagar una multa de 300 mil pesos en el 2000», afirmó Recalde.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

En diálogo con radios La Red y Rivadavia, destacó además que la semana pasada presentó una denuncia contra el gobierno argentino ante la Organización Internacional del Trabajo (OIT) por la violación a la «libertad sindical y la negociación colectiva» por parte del Estado argentino.

«Denunciamos ante la OIT que el Gobierno está violando los convenios 87 y 98, que garantizan la libertad sindical y la negociación colectiva. Los jueces aplican esos derechos. Esto fue la semana pasada, tal vez se enteró y no le gustó», sostuvo.

Destacó, en ese sentido, que la intención del gobierno es atacar a la Justicia laboral «que es el fuero donde se dirimen los derechos de los trabajadores».

«Vengo defendiendo al fuero del Trabajo, que viene siendo atacado desde hace rato. Él (por Macri) dice que busca jueces que lo representen, y los jueces no representan a nadie, representan a la Justicia. La labor de ellos es esa», añadió.