La Cámara Federal porteña rechazó esta tarde de jueves excarcelar a la amiga de Brenda Uliarte, Agustina Díaz, en la causa en la que ambas están acusadas por el intento de homicidio de la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner, según la resolución a la que hoy tuvo acceso Télam.

Agustina Díaz declaró este miércoles que le tiene miedo a Brenda Uliarte, su amiga procesada como coautora del atentado a la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner, y que le preguntó «de chusma» por qué «falló el tiro» cuando Fernando Sabag Montiel cometió el intento de homicidio el 1 de septiembre pasado.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

Díaz amplió su declaración indagatoria ante la jueza federal María Eugenia Capuchetti y el fiscal Carlos Rívolo y sigue detenida a la espera de que se defina su situación procesal y de que se resuelva un planteo de excarcelación presentado por su defensa ante la Cámara Federal porteña.

En su ampliación de indagatoria a la que tuvo acceso Télam, la joven de 21 años dijo que le tiene «miedo» a Uliarte, a quien definió como «rencorosa» y admitió que su amiga borró al menos dos mensajes que intercambió con ella después del ataque.

Díaz refirió que en uno de esos mensajes le preguntó a Brenda «de chusma por qué falló el tiro».

«Recuerdo dos. Uno que Brenda eliminó que decía que Sabag era un boludo por no haberle dado las cosas a ella. Otro es que después de que yo le pregunto a Brenda de chusma de por qué falló el tiro, me dijo que Sabag sabe disparar, que el momento le jugó en contra pero que si era ella el tiro no lo erraba»

Además sostuvo que «hace tres meses» que no la ve, que le tiene «miedo» y que no conoce a nadie del entorno de la novia de Sabag Montiel.

«Tengo miedo de Brenda y también cuando salga afuera, qué es lo que me puede esperar», dijo y ante otra pregunta agregó que Uliarte «siempre fue una persona rencorosa y si tiene la oportunidad de joderte, ella la va a aprovechar y mi miedo era que tomara medidas en mi contra porque yo la dejé sola».

Ante preguntas del fiscal Rívolo sobre temas económicos, Díaz respondió con un «No» sobre si intercambió dinero o algún pago con Uliarte.

Además dijo que Uliarte, según lo que ella sabía, usaba medios de pago como Mercado Pago, Pay Pal y el llamado «cafecito que es que recibís unas donaciones». «Las utilizaba para compras, ropa, disfraces», agregó.

Díaz había pedido ampliar su indagatoria para aclarar que no era ella la que apareció en una imagen de TV tomada en inmediaciones de la casa de Cristina Kirchner el 1 de septiembre y dijo que ese día estuvo en su domicilio y faltó al colegio para quedarse con su abuela.

La amiga de Uliarte quedó detenida al conocerse el contenido de los mensajes que intercambió con la procesada como coautora del ataque

«Reitero que soy inocente», dijo a la jueza este miércoles y terminó la declaración con un pedido a la magistrada: que vea la «posibilidad de que entre a mi mail para poder usar el classroom del colegio», le pidió

En la imputación que se le leyó en el trámite, se acusa a Díaz de «haber tomado parte de la planificación del intento premeditado de dar muerte a Cristina Fernández de Kirchner el 1 de septiembre», ocurrido aproximadamente a las 21 en inmediaciones del departamento de la Vicepresidenta en Juncal y Uruguay, del barrio de Recoleta

«La nombrada intervino activamente en la planificación del suceso manteniendo numerosas conversaciones con Brenda Uliarte donde establecieron el modo de cometer el hecho, dándole consejos, y advirtiendo de los peligros que puedan aparecer y brindó su cooperación con posterioridad al mismo, a partir de promesa anterior, a fin que dicho plan no quede al descubierto», concluye la imputación.