Si bien Mauricio Macri se vio con Michel Temer a principios de agosto en la previa de la ceremonia de inauguración de los Juegos Olímpicos, y luego de un diálogo informal por la situación del Mercosur, el presidente de la Argentina y el de Brasil aún no habían tenido un encuentro formal bilateral -que según los acuerdos binacionales firmados en el pasado por los mandatarios Cristina Kirchner y Lula da Silva, deben ser semestrales-.

El encuentro será el próximo lunes en Casa Rosada, a la que también asistirá una delegación de ministros brasileños, acompañados por la canciller Susana Malcorra y su par brasileño, José Serra.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

El presidente tendrá una audiencia el lunes por la mañana con Temer y luego se le brindará un almuerzo de honor a la delegación brasileña.

Temer, líder del Partido del Movimiento Democrático Brasileño, asumió la presidencia pro témpore de Brasil una vez que fue suspendida Rousseff (Partido de los Trabajadores), y al ser destituida, su ex compañero de fórmula completará el mandato hasta fines de 2018.

En la agenda de temas a tratar se incluyan la situación interna de Venezuela y la dinamización del Mercosur, especialmente a través de los tratados comerciales con otros bloques (como la Unión Europea).