Tras la derrota del domingo en las PASO, todo el gabinete bonaerense puso su renuncia a disposición del gobernador Axel Kicillof.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

El dato fue revelado hoy por la ministra de Gobierno, Teresa García en declaraciones radiales. “Nosotros hemos puesto a disposición nuestro lugar de responsabilidad al gobernador y el gobernador tendrá que tomar la decisión de elegir con qué equipo quiere seguir y con quién diseñará su gabinete futuro”, señaló.

La decisión del equipo bonaerense se produce dos días después de la derrota electoral en la provincia, pero también en medio de las presiones y rumores que circularon con fuerza en los últimos días sobre cambios en el gabinete nacional.

García evaluó que la derrota en las PASO fue consecuencia de “múltiples razones” pero que hubo “un componente de bolsillo importante” en referencia a la economía, la inflación y el empleo. En este sentido, la ministra aseguró que el resultado del domingo “no es culpa de uno solo” y que, por eso, el gabinete completo decidió poner su renuncia a disposición de Kicillof.

“Creo que ninguno de nosotros es imprescindible, todos somos reemplazables, y somos reemplazables en la medida que no interpretamos bien lo que la gente espera de nosotros”, dijo García, al tiempo que destacó que la derrota “no es algo nacional, tiene que ver con todos, intendentes, gobernadores, si algo no funciona y la gente cree que no funciona no es responsabilidad de uno solo”.

En sus primeras declaraciones tras las PASO, Kicillof no descartó ayer hacer algún tipo de cambio. “Tengo a disposición esa posibilidad para reforzar todas las áreas que precisamente esta situación que es tan especial necesitan impulsarse más”, se limitó a decir.

Desde la Gobernación no confirmaron ni descartaron cambios en el gabinete. Aclararon que el mandatario tiene la renuncia de todo su equipo “a disposición” desde el primer día del gobierno y remarcaron que “nadie está atornillado” al cargo, pero consideraron que el tema hoy es “profundizar” la gestión.

“Desde el día que asumimos el Gobernador tiene las renuncias a disposición. Es un equipo y siempre va a estar donde los necesite. En consonancia con lo que declaró ayer, las y los ministros del gabinete saben que ninguno es imprescindible y que de considerarlo necesario, se harán los cambios consecuentes”, señalaron en el entorno de Kicillof a Tiempo. Y agregaron: “Nadie está atornillado o encaprichado con quedarse en un lugar o con un nombre propio. No obstante, lo que tenemos que profundizar en este momento es la gestión y los hechos, no pasa por los nombres”.

Kicillof compartirá tendrá hoy una reunión clave con intendentes del Conurbano para analizar los números de la derrota y analizar los pasos a seguir.

Desde que asumió, el gobernador sólo realizó dos cambios en su gabinete. El primero fue el de Fernanda Raverta, quien era ministra de Desarrollo de la Comunidad y fue elegida para conducir ANSES. En su reemplazo asumió Andrés “Cuervo” Larroque.

El segundo cambio fue en Salud, tras el cierre de listas: Daniel Gollan dejó su cargo para competir como precandidato a diputado nacional por la provincia y, en su lugar, quedó Nicolás Kreplak, quien era el número 2 del Ministerio hasta entonces.