El fiscal ante la Cámara Federal de Casación Penal, Raúl Plee, solicitó hoy que sean rechazados los pedidos de sobreseimiento formulados por todos los acusados del expediente conocido como “Dólar Futuro” y reclamó que se lleve adelante el juicio oral y público tras considerar que la pericia técnica que determinó que con aquella operatoria no se afectaron las arcas del Estado no es una “prueba exclusiva ni excluyente”.

El representante del Ministerio Público fue el último en exponer en la audiencia realizada ante la Cámara Federal de Casación Penal, que había iniciado pasadas las 10.30 con la exposición de la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner, que definió esta causa como una herramienta electoral iniciada entre la primera vuelta y el balotaje que llevaron a Mauricio Macri a la Presidencia de la Nación en 2015.

“La pericia no es exclusiva prueba ni excluyente del resto de las pruebas” y “los peritos no son los que deciden sobre la suerte de un proceso”, fueron algunas de las frases de Plee en la breve exposición en la que solicitó que el peritaje y sus autores sean presentados en el juicio oral de modo de poder confrontarlos con la acusación del Ministerio Público.

El fiscal comenzó su exposición -que se desarrolló vía Zoom, como las demás- asegurando que no están dadas las condiciones fijadas por el artículo 361 del Código Penal para dictar sobreseimientos en la etapa preliminar del juicio oral: que el imputado obró en estado de inimputabilidad, que exista o sobrevenga una causa extintiva de la acción penal o el imputado quedare exento de pena en virtud de una ley penal más benigna.

Esa parte de la exposición del fiscal fue confrontada, sin embargo, por el abogado de varios de los acusados, que antes que termine la audiencia recordó que hay excepciones jurisprudenciales; es decir, casos en los que se dictaron sobreseimientos por situaciones como la que hoy se puso en debate: la aparición de una prueba contundente que desbarataría la acusación.

En su intervención, el fiscal Plee intentó también responder a las afirmaciones realizadas por algunos de los imputados, como la propia vicepresidenta, que sostuvo que no hubo ningún amigo de su Gobierno que se hubiera beneficiado con la contratación de dólar futuro, pero que que sí lo hicieron los miembros de la gestión de Mauricio Macri.

“No interesa quién es el beneficiado con una malversación de caudales. También habría que ver si no estamos en un tipo penal en grado de tentativa”, afirmó el fiscal.

Sobre el final de la audiencia, cerca de las 13.50, Plee reclamó que se haga el juicio oral y público, sostuvo que si el caso es “tan sencillo” podría bastar con que se escuche a los peritos y se los confronte en un plazo razonable y pidió que “sean rechazados” todos los planteos de las defensas.

Instantes después, el juez Daniel Petrone, presidente de la sala I de la Cámara Federal de Casación Penal, dio por finalizada la audiencia: ahora el tribunal se dedicará a deliberar para luego definir si se hace o no el juicio oral, decisión que podría demandar hasta 20 días aunque se especula en los tribunales federales de de Comodoro Py que será antes.