Luego de la unidad política sellada por el Movimiento Evita y Somos Barrios de Pie el miércoles, los líderes de ambos espacios, Emilio Pérsico y Daniel Menéndez respectivamente, coincidieron en comunicación con Tiempo que esta “fusión” constituye el paso inicial para sumar a más movimientos y organizaciones sociales y, de esta manera, construir mayor “poder popular” para los sectores excluidos en el plano político-electoral, social y sindical que, en esta etapa, forman parte de las fuerzas que respaldan y apuntalan al Frente de Todos.

Así, el secretario general del Movimiento Evita y secretario de Economía Social nacional, Emilio Pérsico, definió: “Empezamos a construir una unidad, para ser mucho más fuertes y también, para cambiarnos a los dos. Hice la comparación del hierro y el carbón, y cómo se producía el acero. Y uno, después, no podía dividir, volver para atrás ese proceso. Nosotros creemos eso, que nos tenemos que fusionar. Más que unirnos, es fusionarnos, ser una sola organización”.

“Eso va a hacer que las diferencias se transformen en ventajas. Las diferencias van a servir para cambiar los defectos que tengamos. En el marco de la fusión, las diferencias nos van a dar mayor robustez. Cuanto más carbón tiene el acero, más fuerte es. Esto es lo mismo: las diferencias no son un limitante, sino que son, en este caso, una oportunidad de corregir muchos errores para unos y otros”, reafirmó.

Pero esta “fusión” es, para ellos, solo el comienzo. “Quiero aclarar que también estamos haciendo un proceso de unidad con otras organizaciones… la idea nuestra es seguir avanzando, y no quedarnos solamente en esta unidad de dos, sino que también queremos construir la unidad política de los movimientos sociales”, remarcó Pérsico. Así, algunas de las organizaciones o movimientos mencionadas por Pérsico a este medio que forman parte de ese proceso de unidad o bien se encuentran en conversaciones son, por ejemplo, la “Coordinadora 25 de Mayo” y la “CTD-Aníbal Verón”.

También, Pérsico marcó que la unidad en lo electoral ya era un hecho en varios distritos antes de esta fusión. “En muchas provincias, nuestras organizaciones ya están trabajando juntas y unidas en lo electoral. Esto no lo hicimos con vista hacia lo electoral, sino con vistas de construcción de organización y poder popular. Creemos que el resultado va a ser una organización mucho más grande, mucho más compleja y potente”, proyectó.

Por su parte, Daniel Menéndez, coordinador nacional de Somos Barrios de Pie y actual subsecretario de Políticas de Integración y Formación de la Secretaría de Economía Social nacional, sintetizó: “Unidad social, unidad política, unidad en el campo de los trabajadores. Ese proceso que tiene a la unidad como eje nos acercó a tener una mirada común con los compañeros del Movimiento Evita, reivindicando lo que hicimos y teniendo en agenda lo que tenemos por delante. Las coincidencias son plenas y alumbran la posibilidad de este proceso”. 

“El desafío que tenemos por delante es construir un espacio donde se fortalezca, impulse, dinamice y entusiasme la participación política de los sectores sociales que hoy están por fuera o no tienen la representación que, nosotros entendemos, tiene que ser protagónica para poder transformar la Argentina y consolidar al Frente de Todos en los próximos años”.

Mientras tanto, en la calle, está previsto que esta unidad, como en otras ocasiones, se ponga de manifiesto una vez más con una movilización el próximo 7 de agosto, día de San Cayetano, desde Liniers a Plaza de Mayo, organizada por la Unión de Trabajadores de la Economía Popular. “La idea es llevar la agenda de los movimientos populares y de la economía popular, centrada en el trabajo y la producción”, adelantaron los organizadores.