“Si Donald Trump es elegido, en función de lo que ha dicho hasta ahora y, a menos que esto cambie, creo sin ninguna duda que sería peligroso desde un punto de vista internacional”. Quien hizo esta afirmación tan contundente como inusual es Zeid Ra’ad al Hussein, alto comisionado de la ONU para los Derechos Humanos en el marco de una reunión con periodistas en Ginebra.

El diplomático jordano agregó: “Comentarios sobre el uso de la tortura, que está prohibida por el derecho internacional, o sobre comunidades vulnerables de una manera que indicaría que pueden ser privados de sus derechos… y los comentarios de Trump van en esa dirección, son profundamente inquietantes y alarmantes”.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

Según informó a la agencia Efe, el objetivo del alto comisionado no es “interferir en ninguna campaña política de ningún país”, pero considera que la situación es preocupante. “Siempre he creído –afirmó- que es deber de los líderes actuar de una manera ética y moral, y expresar las opiniones de sus electores, pero esto debe hacerse de una manera responsable”. Hacer lo contrario, dijo refiriéndose al odio y a la violencia “es extremadamente peligroso porque entonces ya no se trata de ejercer el derecho de expresión y opinión, sino que se entra al campo de la incitación.”

“Estamos ante líderes políticos que manipulan mensajes y se esconden detrás de la gente”, dijo, explicando que en estas circunstancias los responsables políticos responden a sus críticos acusándolos de cuestionar en realidad a todos sus seguidores.”Pero esto no es cierto-agregó-  se está criticando al líder y sólo al líder… y creo que esto hay que repetirlo una y otra vez”, finalizó.

La filtración de declaraciones de 2005 en las que Trump realizó comentarios denigrantes sobre las mujeres, provocaron que importantes donantes le reclamaran al candidato republicano que devuelva el dinero recaudado.

El canal NBC tuvo acceso a dos correos electrónicos en los que sendos donantes piden el reembolso de donaciones al sentirse ofendidos y repugnados por la grabación de 2005 publicada el viernes en la que Trump presume de poder abusar de mujeres por ser famoso.

“No puedo expresar lo suficiente mi decepción por las recientes noticias sobre el señor Trump (…) Como padre de dos hijas que pronto se casarán, siento repulsa por los comentarios sobre mujeres”, escribe uno de los donantes, que “respetuosamente” pide que se le reembolse el dinero.

Otro de los donantes se dice “mortificado” al escuchar los comentarios de Trump, por lo que declara: “No puedo apoyar a un hombre machista (…) Espero que se me devuelvan las donaciones”, según publicó hoy la agencia de noticias EFE.

Según NBC, los donantes han aportado hasta ahora decenas de miles de dólares a la campaña de Trump, al recurrir a sus redes de conocidos para recaudar donaciones políticas.

Uno de ellos asegura que ha recaudado cerca de un millón de dólares para Trump y ha notificado al fondo Trump Victory que no tiene intención de seguir buscando donaciones para el candidato republicano, mientras que otro donante se mostró avergonzado por haber pedido dinero para ayudar al magnate.

Donald Trump recaudó 41 millones de dólares en el mes de agosto, su mejor mes hasta la fecha, pero los comités de acción política, organizaciones independientes que hacen campaña por el candidato, han reiterado que tienen muchas dificultades para recaudar donaciones.

La candidata demócrata Hillary Clinton, por su parte, recaudó en agosto 143 millones de dólares, mientras que cuenta con el apoyo de potentes comités de acción política progresistas.