El fiscal jujeño Diego Funes requirió la elevación a juicio de una causa contra la líder de la organización Tupac Amaru, Milagro Sala, y otras cuatro personas, entre ellas ex autoridades del Instituto de Vivienda y Urbanismo de la provincia (IVUJ), por un presunto fraude al Estado en 2014, informó hoy el Ministerio Público de la Acusación local.

El pedido fue realizado ante el Tribunal en lo Criminal 2 de Jujuy por el titular de la Fiscalía Especializada en Delitos Económicos y contra la Administración Pública 2, al haberse dado por concluida la investigación penal preparatoria, según se difundió en un comunicado de prensa.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

Junto con la dirigente, también se requirió que sean juzgados el extitular del IVUJ Lucio Abregú, otros dos miembros del organismo provincial, Arnaldo Ariel Flores y Martha Isabel Gutiérrez Torres, y el cooperativista Javier Nieva, quienes fueron imputados como coautores del delito de “fraude en perjuicio a la administración pública”.

Según la acusación, desde el Instituto de Viviendas se libraron de forma irregular poco más de 1.300.000 pesos para obras de mejoras habitacionales que no fueron realizadas.

El pedido se apoya en “una sentencia condenatoria, confirmada en instancia provincial, que demostró la existencia y conformación de una asociación ilícita comandada por Milagro Sala y destinada a defraudar al Estado provincial en la ejecución de mejoras habitacionales, en dicho caso vinculadas al programa denominado ‘Mejor Vivir II’”, añadió la información oficial.

En los fundamentos también se señala que “con un modus operandi idéntico, pero dentro del programa llamado ‘Cuatro dormitorios’, los fondos destinados a cooperativas también fueron defraudados, con diferente secuencia de actuación de la asociación ilícita, pero prácticamente con los mismos actores, quienes dejaron sin construir una importante cantidad de unidades habitacionales, las cuales fueron pactadas con el IVUJ”.

De rol de los acusados, se detalla que Lucio Abregú, «entre septiembre y octubre del 2014, libró 30 cheques y los entregó a personas relacionadas a la asociación ilícita encabezada por Milagro Sala”, pese a que los documentos, «en más de una decena de expedientes del IVUJ», carecían de «firmas de representantes de las cooperativas» y no estaban tampoco «individualizados» los lotes, entre otras irregularidades.

Se remarca también que, con relación a los expedientes del IVUJ, Arnaldo Ariel Flores “libró 19 cheques” y Martha Isabel Gutiérrez Torres “libró alrededor de 40 cheques» entre septiembre y octubre del 2014, que “fueron entregados a personas vinculadas a la asociación Ilícita o a cooperativas, produciendo así un fraude al Estado e idénticas consecuencias”.

De Javier Osvaldo Nieva, se expone que “en su calidad de presidente de una cooperativa denominada ‘Nueva Esperanza Limitada’, cumpliendo las ordenes de Milagro Sala, en septiembre y octubre del 2014 presentó 4 facturas por 59 mil pesos cada una, para darle cierto marco de legalidad a la maniobra fraudulenta”.

En esas supuestas maniobras, “se convocaba a otros presidentes de cooperativas para que retirasen los cheques del IVUJ y los entregaran a otras personas que los cobraban en distintos bancos”.

En ese marco, Sala habría recibido de dichas personas una cifra de “1.340.760 pesos”, dinero destinado a obras del mencionado plan en el barrio Alto Comedero, de la ciudad capital, que según lo expuesto no fueron realizadas.