Un abogado que actualmente es funcionario del gobierno de la provincia de Buenos Aires fue aceptado como querellante en la causa por espionaje ilegal en las cárceles durante el gobierno de Cambiemos. Uno de esos informes de inteligencia prohibida reportó que había visitado al exvicepresidente Amado Boudou y al ex ministro de Planificación Julio De Vido.

El nuevo querellante es el abogado Leonardo Martínez Herrero, quien se desempeña como Director Provincial de Relaciones con la Comunidad, dentro del Ministerio de Seguridad provincial que encabeza Sergio Berni

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

La semana pasada, Martínez Herrero presentó un escrito considerándose particular damnificado por el espionaje ilegal: “A través de los medios tomé conocimiento del pedido de procesamiento impulsado en estas actuaciones por la Fiscal Federal Dra.  Cecilia Incardona, titular de la Fiscalía Federal n° 2 de Lomas de Zamora y el Fiscal Federal Coadyuvante Dr.  Santiago Eyherabide, Fiscal Federal Coadyuvante contra un grupo de personas como autores y coautores de los delitos previstos en los artículos 210 y 248 del CP y 42 y 43 ter de la Ley Nacional de Inteligencia”.

“En el dictamen –añadía la nota- los fiscales actuantes detallan con lujos de detalle el accionar de este grupo de personas, transcribiendo un muestreo de algunos de los mensajes enviados por ese grupo, clasificado según la persona respecto de la cual se informaba”.

Uno de esos mensajes que intercambiaron los agentes de la AFI utilizados por los fiscales como elemento de prueba consignaba: “Se hace presente el Abogado Leonardo Martínez Herrero, Tomo XX, Folio XXX para entrevistar a los internos ‘IRIC’ *BOUDOU AMADO 406437* y *DE VIDO JULIO MIGUEL 405514”.

Martínez Herrero evaluó que ese chat, que fue extraído de la documentación secuestrada en el marco de la causa, demuestra que también él fue víctima del espionaje. Y así coincidió también el juez federal de Lomas de Zamora Juan Pablo Augé.

“En razón de lo allí manifestado, surgen elementos probatorios que lo haría parte particularmente ofendida de acción pública, razón por la cual se tendrá en dicha calidad”, resumió el juez.

La decisión fue adoptada por el magistrado en el primer día hábil de 2021, en plena feria judicial, lo que parece indicar que la actividad investigativa no se detendrá durante el receso estival.