La apertura del evento, organizado por la Red Federal por los Derechos Humanos, estuvo a cargo del premio Nobel de la Paz Adolfo Pérez Esquivel y del secretario de Derechos Humanos de la provincia de La Rioja, Delfor “Pocho” Brizuela.

Como en cada edición, la jornada busca poner en común las experiencias y realizar un balance de la situación de los derechos humanos en cada rincón del país. En total se organizaron once comisiones temáticas: Juicios de lesa humanidad; Salud Mental y derechos humanos; Comunicación y Derechos Humanos; Pueblos originarios y derecho a la Tierra; Violencia Institucional; Espacios para la Memoria; Diversidades; Trabajo y Derechos Humanos, Identidad, Migrantes Comunidad Afrodescendiente y Lawfare.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

Este año, la comisión dedicada a la Violencia Institucional tuvo participación récord. Además del pedido generalizado a todo el arco político para el tratamiento urgente de la ley contra la violencia institucional, las y los participantes -entre los que había familiares de víctimas, organizaciones sociales y organismos de derechos humanos-, solicitaron que el encuentro de este año lleve el nombre de Lucas González, el joven asesinado hace unos días por la policía de la Ciudad. También se pidió la revisión de la normativa en las diferentes provincias; debatir sobre democratizar y popularizar el Poder Judicial y cuidar los discursos sociales y mediáticos que avalan el accionar represivo de las Fuerzas de Seguridad y refuerzan la estigmatización de las víctimas como un mecanismo de discriminación por parte de la policía a nuestros pibes.

Otra de las comisiones que tuvo una importante concurrencia fue la de Juicios de Lesa Humanidad, donde se enfatizó en la necesidad de avanzar y profundizar en las causas pendientes y se manifestó la enorme preocupación por el avance de los discursos negacionistas, algo que también fue analizado en la comisión de Comunicación y Derechos Humanos. Por otro lado, el espacio dedicado al Lawfare, que tuvo la participación del ex vicepresidente de la Nación, Amado Boudou, giró en torno a la necesidad de centrar la discusión en las estrategias jurídicas y políticas para contrarrestar el fenómeno, en especial sobre la situación de las y los presos políticos en la Argentina. La reforma del poder judicial fue otro de los ejes de discusión más importantes.

En Salud Mental y Derechos Humanos, trabajadores y profesionales de distintas regiones de nuestro país señalaron la necesidad de fortalecer las políticas públicas tendientes a restituir derechos a las personas usuarias de servicios de salud mental, en particular el derecho a vivir en la comunidad, al trabajo y a la participación. En ese espacio, por la tarde, se realizó un programa especial de Radio La Colifata, con participación de Pan del Borda, Movida de Locos y Red Argentina de Arte y Salud Mental, todas experiencias transformadoras protagonizadas por personas que han atravesado experiencias de institucionalización y promueven la inclusión y la no discriminación.

La comisión que reunió al público más joven fue Diversidades, donde se reconoció al avance de políticas públicas para dar respuesta a la problemática de la población LGBTIQ+, y para continuar en esa línea, se propuso promover la creación de áreas de Diversidades en los gobiernos provinciales y municipales de todo el país.

También hubo debates en torno la emergencia territorial para los pueblos originarios; el pleno cumplimiento de los derechos humanos de les migrantes; el derecho a la identidad; y la necesidad de trabajar hacia una ley de políticas públicas de memoria, entre otros temas.

Antes del fin de la jornada, se entregaron dos reconocimientos a Alfredo Moffat y Alicia Stolkiner, referentes en el campo de los derechos humanos y la salud mental.

El cierre del encuentro contó con la presencia de Taty Almeida, de Madres de Plaza de Mayo- Línea Fundadora; Lita Boitano de Familiares Desaparecidos y Detenidos por Razones Políticas; Santiago Osuna, de la agrupación H.I.J.O.S de Chaco; Norma Díaz, la mamá de Camila Arjona, asesinada por la policía en 2005; y Horacio Pietragalla Corti, secretario de Derechos Humanos de la Nación. Todas las intervenciones estuvieron atravesadas por el asesinato de Lucas González y la preocupación por la violencia institucional. En el cierre, Pietragalla Corti reiteró el pedido de que se apruebe en el Congreso la ley contra la violencia institucional. “De nada sirve el pésame de las autoridades de la ciudad a la familia si después no nos dan quorum para tratar la ley”, subrayó.

Sobre La Red Federal por los Derechos Humanos
La Red Federal por los Derechos Humanos es un espacio pensado como articulador de organismos de derechos humanos, organizaciones políticas, sindicatos, universidades y actores independientes de la sociedad civil que se sienten interpelados por la temática de los derechos humanos y que no necesariamente trabajan cotidianamente en conjunto o coordinan entre sí sus actividades a lo largo de todo el territorio nacional.