La gobernadora bonaerense María Eugenia Vidal inaugurará este miércoles el 145 período se sesiones ordinarias en la Asamblea Legislativa en la Cámara de Diputados. Es la segunda asamblea que inaugura la mandataria y lo hará con el inicio de clases irremediablemente interrumpido por el paro nacional de docentes y con la relación con los maestros en su peor momento por la negociación paritaria. Se espera que en su discurso ante la asamblea hable de «logros» de su gestión, de obras públicas y de cuestiones pendientes. Pero, según adelantaron desde la gobernación, el conflicto con los docentes será otro de los temas que ocuparán su discurso. El año pasado, en su primera participación en la apertura de sesiones, la mandataria había festejado el acuerdo con los maestros.

La asamblea será a las 18 en el recinto de la Cámara Baja bonaerense donde enfrentará a Diputados y Senadores a quienes, además de las gestiones que la administración bonaerense anotó en la columna de logros y de prometerles futuras acciones, también les mencionará posibles «errores» o “cuestiones pendientes”. 

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

El marco del discurso es el conflicto con los maestros y los intentos del Ejecutivo de desbaratar el paro que, en boca del Ministro de Trabajo Marcelo Villegas, calificó de paro político y de extorsión. La paritaria será una de las principales diferencias con su discurso del 1 de marzo de 2016, en el que hizo eje en la pesada herencia que se cristalizó en la frase «nos duele la provincia quebrada», pero en el que también festejó el inicio del ciclo lectivo: “¡Empezamos las clases a tiempo! Hoy podemos decir, con alegría, que todos los chicos de nuestra provincia están en las aulas y esto lo logramos gracias al diálogo y al trabajo que venimos haciendo con los gremios docentes desde que empezamos el Gobierno”.

Un año después la situación es muy otra y «el diálogo» del que había hecho gala en 2016 no se repitió este año: ayer se reunieron por tercera vez con los gremios y en los dos primeros encuentros el gobierno hizo exactamente el mismo planteo. Por eso adelantaron que inevitablemente este miércoles el mensaje la gobernadora hará referencia al conflicto gremial con los docentes y el paro del lunes 6 y martes 7 de marzo por la ausencia de paritarias nacionales que hará que en la provincia unos 4,3 millones de alumnos no inicien las clases.

Por otra parte, en su discurso pedirá a la Legislatura avance con la sanción de proyectos demorados relacionados con la obra pública, como el de reforma a la ley de Obra Pública provincial. También hará referencia a las políticas de Seguridad y en materia de Justicia, a las reformas que impulsará en 2017 que prevé cambios en el proceso de selección de los magistrados y al avance del plan que propone que “la víctima sea asistida y escuchada» en todo el proceso penal.

También se espera que -siguiendo la línea de su anterior discurso- hable de «continuar» impulsando la cercanía del gobierno con los vecinos y probablemente hará referencia a que en un año estuvo en los 135 distritos bonaerenses. De eso ya había hablado el año pasado, cuando había prometido mientras hablaba de seguridad y de las inundaciones -uno de los ejes de su campaña- «estar ahí las 24 horas, los siete días de la semana». Ese reclamo lo hicieron este enero los vecinos de Pergamino y La Emilia, tras la inundación de enero mientras la mandataria estaba de vacaciones en México.