A partir del 1° de diciembre, las rutas que van a la costa atlántica volverán a ser manejadas por el Estado bonaerense. Así lo dispone el decreto que firmó este viernes la gobernadora María Eugenia Vidal y que será oficializado la semana que viene. 

La concesión de la autovía 2 y de las rutas 11, 36, 56, 63 y 74 -que conforman el Corredor del Atlántico- estaba en manos de la empresa privada Autopistas del Mar (AUMAR) y ahora pasará a estar bajo el control de Autopistas de Buenos Aires S.A. (AUBASA), la empresa estatal que actualmente maneja la autopista Buenos Aires-La Plata y la ruta 6.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

El proceso de estatización comenzó en agosto con la firma de una carta compromiso entre el gobierno provincial y los actuales concesionarios, que pasarán a convertirse ahora en contratistas para ejecutar el demorado plan de obras en el corredor por una inversión de 4 mil millones de pesos. Ese documento fue rubricado por el ministro de Infraestructura bonaerense, Edgardo Cenzón, y por el presidente de AUMAR, Juan Manuel Collazo. La concesionaria es un consorcio integrado por Corporación América (grupo Eurnekian), Esuco (Carlos Wagner), Cristóbal López y Benito Roggio. 

Entre las obras que deberían haber ejecutado en estos años los concesionarios hay trabajos de repavimentación, construcción de banquinas, bacheo, reparación de puentes, señalización, iluminación en toda la traza del corredor e incluso la construcción de una segunda calzada en un tramo de la ruta 11. También habrá nuevas cabinas de peaje.

En el marco del traspaso, desde el gobierno provincial confirmaron a Tiempo que estudian la situación tarifaria de esas vías de conexión con la costa y no descartaron que pueda haber una actualización del precio de los peajes que hoy se cobran para transitar por allí. Actualmente, los autos pagan 45 pesos en los peajes de Samborombón, Maipú y La Huella, 30 en Mar Chiquita y 15 en General Madariaga. La última suba fue dispuesta en enero de este año.

AUBASA fue creada durante la gestión de Daniel Sicoli para hacerse cargo de la autopista Buenos Aires – La Plata. Vidal amplió su margen de acción al poner bajo su órbita a la ruta 6, que une La Plata con el puerto de Zárate-Campana y en la que ya comenzaron los trabajos para instalar tres cabinas de peaje.