Cambiemos ya comenzó a cocinar la estrategia electoral en la provincia, el distrito decisivo para el gobierno. Posicionada como la mejor dirigente dentro del universo PRO, la gobernadora María Eugenia Vidal será la cara de la campaña sea quien sea finalmente el candidato. Sin embargo, su ausencia durante las últimas inundaciones la afectó y le restó puntos a su imagen positiva.

Las últimas encuestas marcan esa tendencia. Un sondeo realizado por Ricardo Rouvier & Asociados indica que la mandataria pasó de 57,9% de imagen positiva en diciembre a 53,5% en febrero. Es el registro más bajo desde que asumió, cuando llegó a tener 72% de aprobación. La imagen negativa subió poco más de un punto y alcanzó el 39,7 por ciento.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

Otra encuesta de Analogías, también realizada en febrero, le da una imagen positiva de 57,8% contra los 60,9% de diciembre. La consultora marca que existe un deterioro respecto de 2016, “ubicándose por primera vez por debajo de los 60 puntos de valoración positiva”. El sondeo muestra también que la imagen negativa creció cuatro puntos.

Las mediciones se conocieron después de las inundaciones que afectaron al norte, en especial al distrito de San Nicolás, y que dejaron al pueblo de La Emilia bajo el agua. En ese contexto, Vidal estuvo de vacaciones en México, lo que le valió las críticas de la oposición.

En el entorno de la gobernadora, sin embargo, minimizan la caída en la imagen y aseguran que sondeos propios les indican que “no hay motivos” para preocuparse. “Es como las encuestas que nos dan terceros en las elecciones”, dicen restándole importancia. Vidal tiene ahora otro conflicto por sortear que también puede afectar su consideración: la paritaria docente.

Marzo será un mes clave para la campaña amarilla. Todavía están en discusión los ejes y el perfil del candidato que encabezará la lista de legisladores por la Provincia. Pese a la buena relación que tiene con Vidal y a que es la que mejor mide, hay resistencia a que la diputada Elisa Carrió juegue en territorio bonaerense.
“Lo que va a traccionar (votos) es Vidal y el espacio. En tal caso, importa que el candidato no reste”, señalan en La Plata. Pero también admiten que habrá que esperar a que la ex presidenta Cristina Kirchner defina si va a ser candidata o no ya que eso obligaría a repensar la estrategia.
Después de un año de relación tensa, Vidal sumará al titular de la Cámara de Diputados de la Nación, Emilio Monzó, a la campaña provincial que comandará el jefe de Gabinete, Federico Salvai. Tienen programado un almuerzo para esta semana en el que delinearán estrategias para intentar revertir los números en el Conurbano. «